Concluyen las maniobras conjuntas entre China, Rusia y países de Asia Central

Los cinco días de maniobras militares conjuntas entre China, Rusia y otros tres países de la Organización de Cooperación de Shanghái (Kazajistán, Kirguizistán y Tayikistán) finalizaron hoy con un ejercicio en la región china de Mongolia Interior en el que participaron 7.000 soldados, informó Xinhua.

El ejercicio con armamento balístico fue supervisado por el jefe del Estado mayor chino, Fang Fenghui, junto a sus homólogos de los otros cuatro países participantes, mientras que otros países como Pakistán y Mongolia enviaron observadores.

En las maniobras de hoy se simuló un ataque armado de una "organización separatista y terrorista" formada por unos 2.000 efectivos armados con tanques, misiles y aviación ligera, respondido por una coalición de fuerzas de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS).

Las maniobras "Misión de Paz 2014" son las quintas que lleva a cabo la organización euroasiática, y responden al objetivo de Rusia, China y las repúblicas exsoviéticas de Asia Central a combatir lo que el régimen comunista chino llama "las tres fuerzas malignas", en referencia a grupos terroristas, separatistas y extremistas.

En esta ocasión, las maniobras han recibido especial atención debido al aumento de la actividad de presuntos grupos terroristas en China, donde este año decenas de personas han fallecido en ataques con explosivos y armas blancas en mercados, estaciones de tren y otras zonas públicas, unos ataques que Pekín vincula al yihadismo.

Los ejercicios militares también han despertado interés, por otro lado, debido al creciente aislamiento de Rusia ante Occidente por el conflicto ucraniano, que contrasta con el aumento de la cooperación política, comercial y militar entre Moscú y los gobiernos de China y otras naciones asiáticas.

La OCS está formada por China, Kazajistán, Kirguizistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán, mientras que otros países como Afganistán, India, Irán, Mongolia y Pakistán son miembros observadores.

Lea más: Rusia y China, una colaboración lógica >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.