La Comisión Europea anuncia ayudas al almacenamiento de lácteos afectados por el veto ruso

La Comisión Europea (CE) anunció hoy ayudas de emergencia al almacenamiento privado de mantequilla, leche desnatada en polvo y determinados quesos afectados por el veto ruso que podrían situarse entre los 10 y los 20 millones de euros.

El Ejecutivo comunitario también extenderá hasta finales de año el período de intervención pública para la mantequilla y la leche desnatada en polvo, indicó en un comunicado.

"La CE pagará por retirar estos productos del mercado entre 3 y 7 meses, esto aliviará la presión inmediata sobre los precios en particular en algunos Estados miembros y nos da tiempo para encontrar otros mercados", señaló en la rueda de prensa diaria de la Comisión el portavoz comunitario de Agricultura, Roger Waite.

El montante exacto de la ayuda, dirigida a aliviar el impacto de las restricciones de Rusia a las importaciones de productos lácteos de la Unión Europea (UE) y para limitar los efectos negativos sobre el mercado interior, se conocerá cuando quede claro qué tipo de quesos recibirán apoyo.

No obstante, fuentes comunitarias calculan que estas medidas tendrían un coste potencial de entre 10 y 20 millones de euros.

"El coste depende de los volúmenes que se retiren. No hay un límite formal", indicó Waite, que precisó que la propuesta formal que la CE trasladará la próxima semana a los Veintiocho para su votación en el Comité de Gestión solo incluirá la mantequilla y la leche desnatada en polvo.

Para el queso, que es el producto más afectado con exportaciones de cerca de 1.000 millones de euros a Rusia en 2013, "tenemos que determinar qué quesos estarán cubiertos, sin olvidar que ciertos quesos no se pueden almacenar", aclaró.

La ayuda anunciada hoy cubrirá los gastos diarios de almacenamiento de la mantequilla y la leche desnatada en polvo durante un periodo de 3 a 7 meses, concretó la CE

Las normas sobre el almacenamiento privado de queso y la extensión del período de intervención serán reguladas por un acto delegado que la Comisión presentará en un futuro próximo bajo las reglas de la PAC reformada, que incluye ayudas para situaciones de emergencia en el mercado.

Fuentes comunitarias explicaron que, debido a cuestiones técnicas, la Comisión debe estudiar cómo se puede ayudar a los productores de quesos que no están protegidos por una denominación de origen, que son en realidad los que más se exportan a Rusia.

El Ejecutivo comunitario espera tener listo al menos un borrador de la propuesta de ayudas para la retirada de quesos la próxima semana, de cara al encuentro informal de ministros de Agricultura de la Unión Europea, que se celebrará en Milán.

Las exportaciones de productos lácteos a Rusia totalizaron el año pasado los 2.300 millones de euros, de los cuales 1.000 millones se corresponden con las exportaciones de queso.

Un total de 25 Estados miembros exportaron este tipo de productos a Rusia, pero los principales fueron Holanda, Finlandia, Portugal, Dinamarca, Alemania, Italia, Francia y Letonia.

"Los precios del mercado europeo de los lácteos muestran que el veto ruso está empezando a afectar a este sector", comentó el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, quien no descartó tomar medidas adicionales si fuera necesario.

Ciolos explicó que en una serie de Estados miembros se están perdiendo los ingresos procedentes de la exportación, por lo que se necesita encontrar nuevos mercados.

"El sector lácteo necesita tiempo y ayuda para adaptarse", recalcó el comisario, al tiempo que anunció que en los próximos días presentará a los países de la UE y al Parlamento Europeo (PE) un análisis completo sobre el impacto a corto y medio plazo del veto ruso en los principales sectores agroalimentarios europeos, así como una visión general de las opciones políticas.

El comisario instó, por otro lado, a los productores a que indiquen dónde ven los riesgos más importantes de desestabilización del mercado, y se comprometió a "utilizar la nueva Política Agrícola Común (PAC) para actuar de forma preventiva para estabilizar el mercado".

Las medidas anunciadas hoy se suman a las que la CE dio a conocer el pasado 11 de agosto para los melocotones y las nectarinas, por valor de 32,7 millones de euros, y el pasado día 25 para las frutas y hortalizas, por 125 millones.

Lea más: El verdadero efecto para España de las sanciones rusas >>>