La UE insiste en una solución provisional entre Rusia y Ucrania sobre el gas

La Unión Europea (UE) insistió hoy en que Rusia y Ucrania deben alcanzar una solución provisional sobre el precio del gas y no esperar a que la Corte de Arbitraje de Estocolmo, a la que han acudido ambos países, decida sobre la disputa que mantienen.

"Nos gustaría que acordemos entre todos una solución provisional", señaló en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE) la portavoz comunitaria de Energía, Marlene Holzner, quien dijo que Rusia no puede esperar a una decisión del tribunal de Estocolmo para tomar una decisión sobre el precio del gas.

La portavoz recordó que el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, participó este martes en la cumbre celebrada en Minsk entre Rusia y Ucrania, en la que acordaron celebrar una reunión entre las tres partes en septiembre.

El presidente ruso, Vladímir Putin, señaló hoy que ese encuentro a tres bandas sobre el gas tendrá lugar el próximo 6 de septiembre, pero Bruselas asegura que todavía no se han cerrado definitivamente la fecha ni el lugar para la cita.

Oettinger recalcó al término del encuentro en Minsk que "no podemos esperar a que haya una decisión de Estocolmo", que puede llevar entre 12 y 15 meses.

"Necesitamos una solución provisional para el próximo invierno, quizá deberíamos acordar una solución provisional y un precio provisional", añadió.

La portavoz comunitaria no quiso hoy revelar el contenido de esa solución provisional, y se limitó a decir que el comisario viajará este viernes a Moscú precisamente para examinar la propuesta con el ministro de Energía ruso, Aleksandr Novak, y ver si podría contar con el respaldo ruso.

Holzner también precisó que la CE, que actúa de mediadora en esta disputa, se mantiene en contacto permanente con el lado ucraniano al más alto nivel y que le mantendrá informado de los avances.

"Nuestra ambición es evitar cualquier problema con respecto a la seguridad de suministro", reconoció Oettinger en Minsk.

La UE compra a Rusia el 39 % del gas que consume y, de ese total, la mayor parte llega a territorio comunitario a través de los gasoductos ucranianos.

Rusia y Ucrania, además de estar enfrentadas en el terreno político a raíz de la anexión rusa de Crimea, mantienen una disputa comercial por el precio de las importaciones de gas que ha derivado en un corte del suministro hacia Kiev.

Moscú reclama a Kiev que pague una deuda millonaria por el gas suministrado en los últimos meses, pero Ucrania asegura que la cantidad que debe es mucho menor y rechaza el precio del gas ruso, que se aumentó notablemente desde la caída del Gobierno ucraniano de Víktor Yanukóvich y el acercamiento del país a la UE.

Lea más: Mitos y realidades acerca del gas ruso >>>