Primeras medidas frente al veto ruso saldrán del presupuesto actual de la UE

Los cerca de 155 millones anunciados en las dos primeras medidas tomadas por la Unión Europea (UE) para afrontar el veto ruso a los alimentos comunitarios no se costearán con la reserva de crisis de la nueva Política Agraria Común (PAC), sino con el presupuesto actual de la Unión Europea (UE).

Así lo ha explicado el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, en comparecencia ante los medios, tras mantener a lo largo del día de hoy cuatro reuniones con las organizaciones y cooperativas agrarias, productores hortofrutícolas, ganaderos, sindicatos y representantes de las comunidades autónomas.

Según Cabanas, la Comisión ha informado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de que los cerca de 155 millones anunciados en las dos primeras medidas se costearán con el presupuesto actual de la UE.

En su opinión, es "bueno" que no se utilice la reserva de crisis (dotada con 427 millones) para que "en el futuro" pueda utilizarse.

La CE ha aprobado ya un primer paquete que ronda los 30 millones para la retirada de melocotones y nectarinas del mercado y aprobará una segunda medida de 125 millones para la retirada de diversas producciones hortofrutícolas especialmente afectadas por el veto.

El secretario general de Agricultura y Alimentación ve, además, "razonable" poder incrementar el presupuesto del segundo reglamento, si finalmente la CE incorpora nuevos productos hortofrutícolas en la lista actual, una demanda hecha por los productores españoles.

A su juicio, la dotación económica actual puede ser "mucha o poca" en función de "cómo evolucione" el desarrollo y la aplicación de los dos reglamentos, para "a partir de ahí estudiar la necesidad de poder ampliar o no las cantidades que sean necesarias".

Cabanas ha detallado que al sector hortofrutícola, les ha transmitido las mejoras conseguidas en los dos reglamentos, como la inclusión de otros destinos para la retirada que no sea solo la alimentación humana; o que todos los agricultores, incluso a título individual, puedan optar por esa retirada; esta medida está ya puesta en marcha en algunas comunidades autónoma.

En el encuentro con las comunidades autónomas ha habido un "amplio intercambio de opiniones" sobre la situación generada por esta crisis y se han analizado las medidas ya adoptadas, ha destacado Cabanas.

En este sentido, los consejeros de Agricultura de Aragón y Cataluña, Modesto Lobón, y de Cataluña, Josep Maria Pelegrí, han pedido al Ministerio más presión ante la UE para que aumenten los fondos dispuestos ante el veto ruso y se eviten discriminaciones.

Lobón y Pelegrí han sido los únicos consejeros que han asistido a la reunión de Cabanas con las comunidades autónomas (representadas en su mayor parte por directores generales) y han hecho "frente común", en palabras del consejero aragonés, pues ambas producen el 20 % del melocotón y la nectarina de Europa.

Cabanas ha anunciado que la semana que viene se celebrará un comité consultivo entre los consejeros de Agricultura y de las regiones y la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para preparar el consejo extraordinario de ministros que se celebrará el 5 de septiembre en Bruselas para tratar este asunto.

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, Cooperativas Agro-alimentarias y la Federación de Asociaciones de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex) han trasladado sus inquietudes a Cabanas, especialmente en lo que se refiere a la rapidez en la toma de decisiones desde Bruselas, los productos beneficiados y el presupuesto necesario para ayudar al sector.

Por su parte, los ganaderos han reconocido que en el sector cárnico y el lácteo aún no están notando las consecuencias de esta crisis, pero que sopesan diferentes medidas, como abrir nuevos mercados si dicho embargo se prolonga, y que la reunión ha sido "muy positiva" porque "atiende a las preocupaciones del sector".

En el caso de los sindicatos, las federaciones agroalimentarias de los sindicatos CCOO y UGT han pedido hoy al Ministerio que se tengan en cuenta a los asalariados del campo en las medidas de la CE y no se olvide de las ayudas al empleo, dado el efecto que el veto ruso puede tener sobre los trabajadores.

Lea más: Los productores piden que las ayudas de la UE no se limiten a la alimentación>>>