Berlín cree que la reunión de Putin y Poroshenko implica un "cambio claro"

El Gobierno alemán consideró hoy que la reunión entre los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Ucrania, Petró Poroshenko, prevista para la próxima semana en Minsk, "no es la solución", pero sí un "cambio claro" de posiciones.

Así lo declaró en una entrevista en la televisión pública alemana ZDF el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, tras opinar que el conflicto en Ucrania "tiene solución".

El jefe de la diplomacia alemana añadió que tras las conversaciones que él mismo auspició el pasado domingo en Berlín entre los ministros de Exteriores de Rusia y Ucrania, "hay cambios en ambas partes".

"Ambos lados están buscando opciones para acordar un alto el fuego", aseguró el ministro.

Asimismo, Steinmeier dejó abierta la opción de mandar armas a los kurdos en Irak, pero descartó tajantemente que Europa pudiese a medio plazo enviar tropas al país para combatir a los yihadistas del grupo radical Estado Islámico (EI).

El ministro indicó que esta semana va a analizar junto a la canciller, Angela Merkel, y la titular de Defensa, Ursula von der Leyen, la compleja situación actual en Irak, un país que Steinmeier visitó el pasado sábado.

Además, aseguró que la "primera obligación" era enviar a los desplazados iraquíes ayuda humanitaria, algo que Alemania ya comenzó a hacer la semana pasada, y subrayó que la decisión final sobre el envío de armamento está abierta.

Lo que sí "se puede descartar" es que la Unión Europea acabe acordando el envío de tropas de tierra a Irak para ayudar al Gobierno central y a la autonomía kurda a combatir a los islamistas, enfatizó.

Lea más: “Cierto progreso” en las negociaciones entre Rusia, Ucrania y Alemania en Berlín>>>