Kiev y Cruz Roja reconocen la carga rusa para Ucrania como ayuda humanitaria

Kiev reconoció hoy como ayuda humanitaria bajo égida de la Cruz Roja la carga que se encuentra a bordo de 262 camiones rusos en la frontera ruso-ucraniana y que será destinada a la población del este de Ucrania, según un decreto firmado por la ministra ucraniana de Política Social, Ludmila Denísova.

"Dada la iniciativa del presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, sobre la recepción de ayuda humanitaria en el marco de la misión internacional bajo la égida del Comité Internacional de la Cruz Roja, (ordeno) reconocer la carga como ayuda humanitaria", reza el decreto, publicado en la web del Ejecutivo ucraniano.

La Cruz Roja también reconoció la carga rusa como ayuda humanitaria tras recibir de la parte rusa la relación detallada del contenido del convoy ruso que partió el pasado lunes desde las afueras de Moscú.

La organización internacional, que hasta ahora había negado la recepción por parte de Moscú de esa lista, remitió a última hora de este sábado al Gobierno ucraniano la relación pormenorizada de todos los artículos del convoy que llegó ayer al paso fronterizo "Donetsk", en el lado ruso.

Finalmente, la Cruz Roja dio por bueno que los 1.900 kilogramos de ayuda humanitaria rusa contienen carne en conservas, arroz, azúcar, cereales, té, sal, leche condensada, agua, alimentos infantiles, sacos de dormir, medicamentos y generadores eléctricos.

"El receptor de la carga humanitaria es la misión de la Cruz Roja en Ucrania. La carga será transportada a Ucrania a través del paso fronterizo 'Donetsk'", precisa el decreto del ministerio de Política Social ucraniano.

Tras una larga negociación, Rusia, Ucrania y la Cruz Roja acordaron que durante la travesía del convoy por territorio ucraniano, controlado parcialmente por separatistas prorrusos hostiles a Kiev, en cada uno de los 262 camiones rusos deberá viajar un miembro de la organización internacional.

El jefe de la Cruz Roja para Rusia, Bielorrusia y Moldavia, Pascal Kutta, precisó que en cualquier caso cada uno de los camiones rusos será cuidadosamente inspeccionado por personal de la organización antes de partir a Ucrania.

No obstante, lamentó que el Gobierno ucraniano no haya garantizado todavía la seguridad del convoy una vez que éste cruce a territorio ucraniano.

Al otro lado del paso fronterizo ruso "Donetsk" se encuentra el puesto ucraniano "Izvárino", en manos de los separatistas prorrusos y el punto más probable por el que el convoy humanitario penetrará en el territorio de Ucrania.

Según informó el mando militar ucraniano, "la carga irá a Lugansk", ciudad rebelde sitiada que se encuentra al borde de la catástrofe humanitaria, ya que carece de agua y luz desde hace dos semanas y ha sido abandonada por la mitad de su casi medio millón de habitantes. 

Lea más: Rusia dispuesta a entregar la carga humanitaria a pesar de las amenazas de nuevas sanciones>>>