Países miembros de la UE analizan "legalidad" del embargo agrícola de Rusia

Los países de la Unión Europea (UE) mantuvieron hoy un debate preliminar sobre el impacto y la legalidad de la prohibición rusa a las importaciones agroalimentarias del bloque comunitario como "represalia" a las sanciones económicas.

El Comité Político y de Seguridad de la UE (COPS), que reúne a los embajadores de los Veintiocho, mantuvo hoy una reunión extraordinaria sobre la situación humanitaria en el norte de Irak, el este de Ucrania y Gaza, y también aprovechó para abordar el veto ruso, cuyo impacto se estima en unos 5.252 millones de euros.

"El COPS tuvo un debate preliminar sobre el impacto de la represalia rusa a las sanciones de la UE y sobre su legalidad, y enfatizó en la necesidad de compartir el análisis comunitario con países terceros", señalaron los portavoces de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, quien convocó la reunión.

En este contexto valoró la intención de la Comisión Europea (CE) de convocar esta semana dos reuniones técnicas a nivel de expertos sobre agricultura y comercio, indicó el Servicio de Acción Exterior en un comunicado.

La UE busca mercados alternativos y medidas de apoyo a los productores para paliar el impacto del veto ruso, y al mismo tiempo intenta transmitir a los países terceros -principalmente latinoamericanos- que no deberían aprovecharse del embargo.

Fuentes comunitarias dijeron el lunes que la UE ha impuesto sanciones a Rusia sobre la base de una "clara violación de la ley internacional" por la anexión ilegal de Crimea y la desestabilización continua de Ucrania, y que por ello espera cierto respaldo político de los países terceros.

"Por supuesto entendemos que los exportadores individuales puedan decidir utilizar las oportunidades, pero tener países que animen y apoyen activamente el reemplazo de exportaciones europeas, estadounidenses o australianas que hayan sido vetadas por Rusia, nos parece duro desde un punto de vista político", comentaron.

Lea más: La UE podría perder hasta 12.000 millones por el veto alimentario >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.