Ministro ucraniano dice que la carga humanitaria rusa no entrará en el país

El ministro ucraniano de Interior, Arsén Avákov, aseguró hoy que el convoy humanitario ruso para el este de Ucrania, que se dirige a la frontera ruso-ucraniana, no entrará en el país.

"A ningún convoy humanitario de (el presidente ruso, Vladímir) Putin se le permitirá el paso a través de la región de Járkov. La provocación del cínico agresor es inadmisible en nuestro territorio. Esto es oficial", escribió Avákov en su Facebook.

Agregó, a título personal: "Que estas 30 toneladas de sal, que putin (sic) lleva en la 'ayuda humanitaria', se las eche en...".

A la vez, el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, subrayó en una reunión de su Gobierno que Ucrania sólo recibirá ayuda humanitaria de la Cruz Roja y no de ningún país.

"Ucrania puede recibir cualquier ayuda humanitaria sólo en el marco del derecho internacional y de la Cruz Roja", apunto el jefe del Ejecutivo ucraniano.

Mientras, el coordinador de Cruz Roja para las relaciones públicas, André Lersch, precisó hoy que la organización sigue sin conocer el contenido exacto de la carga enviada por Rusia ni tampoco el procedimiento por el cuál podría entrar la ayuda en territorio ucraniano.

"Hay muchas cuestiones técnicas pendientes de resolver. Hemos recibido una descripción general del convoy, pero necesitamos información más precisa sobre lo que llevan esos camiones", dijo Lersch a la agencia local Interfax Ukraini.

La Cruz Roja tampoco sabe si los camiones rusos podrán entrar en Ucrania y por dónde lo harían en caso de que Kiev acepte finalmente las más de 2.000 toneladas de ayuda reunidas por los habitantes de la región de Moscú.

Según Lersch, la organización internacional mantiene un estrecho contacto con todas las partes implicadas para facilitar la ayuda humanitaria para el este de Ucrania, escenario desde hace cuatro meses de encarnizados combates entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos.

Rusia asegura que ha consensuado la misión humanitaria con Kiev, con el Comité Internacional de la Cruz Roja y representantes de organizaciones internacionales como la ONU y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, explicó ayer que Moscú ha aceptado que los camiones con alimentos, medicamentos y equipos eléctricos para la población de las regiones de Lugansk y Donetsk lleven a bordo a representantes ucranianos, de la Cruz Roja y de la OSCE.

Según fuentes rusas, el convoy incluye 262 camiones que transportan, entre otras cosas, 400 toneladas de cereales, 100 toneladas de azúcar, 62 toneladas de alimentos para niños, 54 toneladas de medicinas, 12.000 sacos de dormir y 69 generadores eléctricos de diversa potencia. 

Lea más: Voluntarios rusos llevan ayuda a Donbass >>>