Cataluña ve insuficientes las primeras medidas de la UE tras el veto ruso

El conseller de Agricultura de la Generalitat de Cataluña, Josep Ma Pelegrí, consideró hoy "insuficientes" las primeras medidas de la UE tras el veto ruso a importaciones de productos agroalimentarios, y lamentó que Bruselas no esté dispuesta a conceder fondos adicionales.

Pelegrí advirtió además de las dificultades que entrañará recuperar el mercado ruso si los productores europeos son sustituidos por otros durante un año y consideró que una respuesta tardía de la Comisión Europea (CE) puede conllevar "daños irreparables".

"Ya se está hablando de países que se han ofrecido para ser proveedores alternativos y eso me preocupa", reconoció en alusión a los movimientos desde América Latina, en una rueda de prensa tras reunirse con el director general de Agricultura de la CE, Jerzy Bogdan Plewa.

El conseller dijo que las medidas de la CE en apoyo a los productores de melocotones y nectarinas son positivas, pero "insuficientes", porque estos no son los únicos sectores afectados por el veto ruso y porque su carácter retroactivo debería remontarse a principios de julio, cuando empezó la crisis de precios, y no al 11 de agosto como propone Bruselas.

Pelegrí, que se entrevistó con Plewa en calidad de presidente de la Asociación de Regiones Europeas productoras de fruta, legumbres y verduras (AREFLH), aseguró que la CE no está dispuesta a conceder fondos complementarios a los 420 millones de euros previstos para hacer frente a crisis de este tipo.

"Desde la CE se nos traslada que no habrá dinero complementario", señala, y explica que los únicos recursos que se van a utilizar proceden de la UE, pero se circunscriben a la utilización de los fondos operativos de las organizaciones de productores.

"La CE no tiene intención de poner más dinero encima de la mesa para poder hacer frente a esta eventual circunstancia", añadió.

Según Pelegrí, Bruselas sí se compromete a examinar caso por caso la situación de todos los productos de la lista de importaciones afectadas por el cierre de fronteras.

En cuanto a la búsqueda de mercado alternativos para colocar los productos que ya no asuman las importaciones rusas, Pelegrí reconoció que es un trabajo que "exige tiempo".

El conseller se refirió también a la reunión que este jueves se celebrará en Bruselas a nivel de expertos, y dijo que se limitará a los aspectos técnicos de la decisión que ya respaldó políticamente la CE este lunes para los productores de melocotones y nectarinas.

En este contexto, consideró necesario convocar un Consejo Extraordinario de ministros de Agricultura en el que se adopten "decisiones políticas".

Rusia prohíbe desde el jueves y por un año la importación de ternera, cerdo, verduras y hortalizas, frutas, carne de ave, pescado, quesos, leche y productos lácteos desde la UE, EEUU, Australia, Canadá y Noruega, por las sanciones que le han impuesto esos países por su papel en la crisis ucraniana.

Según un primer cálculo de la UE, el impacto de la medida podría ascender a unos 5.250 millones de euros.

Lea más: Cómo se las arreglarán los restaurantes rusos debido a las sanciones>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.