Unos 730.000 ucranianos han huido a Rusia desde el inicio del conflicto

Unos 730.000 ucranianos han huido de su país para refugiarse en Rusia desde que comenzó el conflicto en el este de Ucrania, según datos que han sido contrastados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Parecen creíbles los datos aportados por Rusia. Los ucranianos que han cruzado la frontera no son turistas. Han huido de la situación en el este de Ucrania", afirmó Vincent Cochetel, director de la oficina para Europa del ACNUR.

Sin embargo, de esos 730.000, sólo 168.000 han solicitado alguna protección, según el Servicio Federal ruso de Migraciones.

La agencia de las Naciones Unidas indicó además que tiene registrados a 117.000 desplazados internos -la mayoría mujeres y niños- en el este de Ucrania, aunque cree que se trata de una cifra inferior a la realidad.

De manera general, los hombres no quieren registrarse como desplazados porque temen ser reclutados por el Ejército ucraniano o a ser víctimas de represalias si regresan adonde vivían.

Integrantes de minorías étnicas, como los romaníes, por ejemplo, tampoco se registran porque desconfían de las autoridades locales, comentó Cochetel.

Los desplazados, una parte de los cuales proviene de Crimea -península de Ucrania anexada en marzo por Rusia después del resultado abrumador a favor de esa opción en un referéndum en esa península-, abandonaron sus hogares por el conflicto armado, así como por la interrupción de servicios públicos y del pago de pensiones y de salarios, en ciertos casos.

"Las pensiones, los beneficios para los niños y otros pagos no se abonan desde hace tres meses en lugares como Lugansk y Donesk. Algunas industrias no quieren pagar impuestos y el sistema bancario no funciona, lo que explica porqué la gente se va, adicionalmente a la operación militar", explicó Cochetel.

A pesar de que el Gobierno recupera gradualmente el control de la situación en ciertas zonas, el ACNUR señaló que 1.200 personas desplazadas llegan a diario al centro de recepción de Oblast, distrito del este de Ucrania que limita con las regiones de Lugansk y Donestk.

Del total de desplazados, 27.000 viven en unos cuarenta centros de tránsito, y el resto son alojados por familiares o amigos.

"Ellos viven con muy poco porque no estaban preparados para una salida, pero debieron tomar una decisión rápida. Casi no tienen pertenencias y las pocas que tenían fueron confiscadas en puestos de control", explicó.

Por otra parte, Cochetel indicó que el ejército de Ucrania ha recuperado el 75 por ciento del territorio que habían caído bajo el control de grupos rebeldes prorrusos.

Se trata de doce ciudades o centros poblados de importancia que son nuevamente controlados por las fuerzas gubernamentales.

Por esto, unos 20.000 desplazados han retornado a diferentes localidades del este de Ucrania, donde Cochetel dijo haber quedado sobrecogido por el nivel de destrucción de las infraestructuras civiles.

En una ciudad como Slaviansk, uno de los centros de operación de las milicias prorrusas, el 70 por ciento de una población, de 120.000 personas, abandonó sus hogares "y por ahora muy pocos han regresado".

El representante del ACNUR dijo que en esta ciudad la destrucción de las viviendas se calcula en el 5 por ciento, pero en ciertos centros poblados hasta el 60 por ciento han quedado dañadas o inhabitables.

"La pregunta ahora es quién será responsable de la reconstrucción", comentó a la prensa.

Por el momento, los combates se mantienen en las zonas periféricas de Lugansk y Donestk, añadió Cochetel, pero el temor es que haya un "éxodo masivo" si hay intensos combates dentro de las mismas ciudades, concluyó. 

Lea más: Refugiados ucranianos en Rusia buscan un nuevo futuro >>>