Rusia prohíbe la importación de soja, maíz y girasol de Ucrania

El Servicio ruso de Inspección Agrícola y Ganadera (SIAG) anunció hoy la prohibición de importar soja, maíz y girasol de Ucrania, medida que entrará en vigor mañana.

El jefe del departamento fitosanitario del SIAG, Alexandr Isáev, explicó que la parte ucraniana ya había recibido varias advertencias sobre posibles restricciones, pero que nunca llegó a tomar medidas para subsanar el problema.

En particular, las autoridades fitosanitarias rusas aluden a la presencia de semillas prohibidas entre la producción agrícola ucraniana.

Al parecer, Ucrania también declinó celebrar consultas sobre este asunto, por lo que con el fin de defender el territorio ruso de semillas tóxicas y malas hierbas, decidió prohibir la importación de los citados productos ucranianos.

La prohibición podría afectar en un futuro a la cebolla ucraniana, ya que los expertos rusos encontraron en una partida presencia de nematodes.

"Este ha sido el primer caso. Si se repite, también podemos limitar" la importación, dijo.

Según fuentes oficiales, Ucrania exportó el pasado año a la Unión Aduanera integrada por Rusia, Kazajistán y Bielorrusia 23.700 toneladas de grano de maíz; 1.700 toneladas de girasol; y 127.600 toneladas de grano de soja.

Rusia comenzó a introducir restricciones al comercio con el vecino país en la segunda mitad de 2013 cuando éste comenzó a negociar la firma de un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, que Moscú consideraba pernicioso para sus intereses comerciales.

Cuando los nazis entraron en Leningrado, ahora San Petersburgo, los científicos y los trabajadores del Instituto de Industria de las Plantas, construyeron barricadas y se encerraron en su edificio. No estaban tratando de salvar sus vidas, sino el futuro de la Humanidad. Tenían la poco envidiable misión de proteger la mayor colección de semillas del mundo tanto de los hambrientos ciudadanos soviéticos como del ejército invasor. Lea más aquí