Expertos internacionales, bajo fuego de artillería en lugar de caída de avión

El grupo de expertos internacionales y observadores de la OSCE que llegaron hoy al lugar del siniestro del vuelo MH17 malasio se vieron sorprendidos por fuego de artillería procedente de una zona próxima en la que combaten fuerzas ucranianas y los separatistas prorrusos.

Varios proyectiles disparados por morteros explotaron a unos cien metros del lugar donde trabajaban los cuatro expertos holandeses y australianos, según el testimonio de un periodista de la agencia rusa RIA Nóvosti que acompaña al grupo liderado por la OSCE (Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa).

Tras cuatro días sin poder acceder al epicentro de la catástrofe -un descampado junto a la localidad de Grabovo, en la rebelde región de Donetsk- un pequeño grupo integrado por tres vehículos llegó hoy al lugar sin que al parecer los dos bandos en el conflicto tuvieran constancia de ello.

Tanto es así, que después de que la OSCE informara en su Twitter de la llegada de los expertos a Grabovo, los sublevados desmintieron enseguida esa información y aseguraron que la zona es escenario de combates entre los dos bandos enfrentados en el este de Ucrania.

"Los expertos se encuentran todavía en Donetsk. El ejército ucraniano no ha dejado de cañonear (la zona). En este momento, el ejercito ucraniano es el único que obstruye" la investigación de la tragedia del vuelo MH17 de Malaysian Airlines, señalaron a la agencia Interfax en el centro de prensa de los rebeldes de la región de Donetsk.

También un alto cargo del ministerio del Interior ucraniano reveló a una emisora de radio letona que las fuerzas ucranianas y los separatistas combaten junto a la zona cero de la tragedia.

"En el lugar de la catástrofe hay cañoneo de (lanzaderas de misiles de boca múltiple) 'Grad'. Tenemos información acerca de que los accesos a la zona están minados", dijo a la emisora Baltkom el consejero del Ministerio del Interior ucraniano, Antón Gueráschenko.

Agregó que los expertos internacionales, que ya informaron instantes antes de su llegada al lugar de la tragedia, "podrán empezar a trabajar allí (...) cuando los valientes soldados ucranianos liberen ese territorio".

"La misión de observadores de la OSCE ha llegado al lugar del siniestro del MH17 por primera vez en una semana, acompañada de cuatro expertos holandeses y australianos. Se empleó una nueva ruta" para llegar a la zona, escribió la OSCE en Twitter.

También informó de cruentos combates en la ciudad de Shajtiorsk, una de las más próximas a la zona del siniestro, la agencia Novorossia, creada por los sublevados prorrusos.

"Sobre las 13.00 hora local (10.00 GMT), una columna de blindados e infantería de las Fuerzas Armadas de Ucrania entraron en la ciudad. Los milicianos lograron repeler el ataque", dijo a Interfax un portavoz de la mencionada agencia.

Los combates en la zona de la tragedia tienen lugar a pesar de que Kiev suspendió hoy por un día todas sus operaciones militares en el este del país por petición expresa del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que ha exigido parar los combates para permitir a los expertos internacionales acceder al lugar.

"El 31 de julio, las tropas que toman parte en la fase activa de la operación antiterrorista no participan en acciones de combate a excepción de la defensa de sus posiciones de las agresiones", informó el centro de prensa de las fuerzas ucranianas.

Kiev ha declarado este jueves como "el Día de la OSCE (...) por exigencia del secretario general de la ONU" a fin de "garantizar un trabajo efectivo de los expertos internacionales en la zona del siniestro del Boeing 777" malasio, presuntamente derribado hace dos semanas en una zona controlada por separatistas prorrusos.

Lea más:

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.