Las sanciones a Rusia frenan en seco a Wall Street

Las sanciones a Rusia anunciadas por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) pesaron hoy más que los buenos resultados empresariales y terminaron dejando en rojo los principales indicadores de Wall Street, que habían iniciado el día al alza.

El parqué neoyorquino inició la jornada cargado de optimismo e impulsado por un dato sobre la confianza económica mejor de lo esperado y por las buenas cuentas presentadas por varias empresas, sobre todo la farmacéutica Merck.

Sin embargo, los inversores comenzaron pronto a optar por las ventas conforme llegaban de Bruselas las noticias de nuevas sanciones europeas contra Rusia.

La UE, tras los últimos episodios en la crisis ucraniana y el derribo del vuelo de Malaysia Airlines en el este del país, optó finalmente por imponer por primera vez castigos económicos y en el ámbito de la defensa a su vecino oriental.

Para la media sesión, Wall Street había borrado ya buena parte de las ganancias de la mañana, perdiendo la barrera de los 17.000 puntos

Ya durante la tarde, el anuncio de un tercer paquete de sanciones estadounidenses a Rusia por su respaldo a los rebeldes ucranianos terminó por cambiar el rumbo de los mercados.

"Si Rusia continúa su actual camino, el coste para Rusia continuará creciendo", afirmó el presidente Barack Obama en la Casa Blanca, dejando claro que Moscú se enfrenta a la posibilidad de un duro aislamiento internacional.

Aunque descartó "una nueva Guerra Fría", la decisión podría desencadenar un aumento de la tensión con el Kremlin, que hace dudar a los inversores.

Al final, el Dow Jones cerró con un descenso del 0,42 %, el selectivo S&P 500 se dejó el 0,45 % y el tecnológico Nasdaq fue el menos afectado, perdiendo un ligero 0,05 %.

Los mejores resultados del Dow se los apuntaron las telefónicas, con AT&T (2,64 %) y Verizon (0,76 %), liderando las ganancias.

Y ya tras el cierre, el campanazo lo daba Twitter, que con unos beneficios claramente por encima de lo esperado, veía como sus acciones se disparaban por encima del 30 % en las operaciones electrónicas tras la clausura.

Tras el frenazo en seco vivido hoy en Wall Street, queda por ver si las ramificaciones de la crisis ucraniana tendrán consecuencias duraderas en los mercados o, si como ha pasado hasta ahora, su efecto sigue siendo limitado.

Lea más: Aumenta la demanda de fusiles Kaláshnikov en EE UU>>>