Holanda espera el informe preliminar sobre causa de tragedia del MH17 en días

La Junta de Seguridad de Holanda, que encabeza la investigación del derribo del vuelo MH17 en el este de Ucrania, espera tener el informe preliminar sobre las causas de la tragedia a finales de esta semana o principios de la próxima, indicaron hoy a Efe fuentes de este organismo.

"Se trata de previsiones realizadas antes del pasado fin de semana, pero sí, esperamos tener el informe preliminar a finales de esta semana o a principios de la próxima", indicó la portavoz de la Junta de Seguridad holandesa, Sara Vernooij.

Precisó que, no obstante, la rapidez con la que el organismo pueda contar con los primeros resultados de las pesquisas de las causas del derribo del avión de Malaysia Airlines depende del acceso que tenga el equipo de investigadores internacionales al lugar del desastre.

Un equipo de expertos holandeses y australianos intentaron llegar el lunes a la zona de la catástrofe, pero no lo lograron por razones de seguridad.

"Hoy volverán a intentarlo", señaló Vernooij, quien no quiso comentar sobre las posibles causas del accidente, como la que apunta a que el vuelo MH17, en el que viajaban 298 pasajeros, fuera derribado por un misil disparado desde territorio ucraniano controlado por separatistas prorrusos, como han apuntado los servicios de información estadounidenses.

"No queremos hacer comentarios antes de disponer de datos factuales", afirmó la portavoz.

La Junta de Seguridad de Holanda efectúa tres investigaciones que involucran a varios países como resultado del accidente del Boeing-777 de las aerolíneas malasias.

La primera se centra en establecer la causa de la catástrofe y se desarrollo acorde a las normas de la Organización Internacional de Aviación Civil, se basa en hechos para establecer las razones y descartar otras posibles y procura que el resultado de las pesquisas sea generalmente aceptado para que no sea disputado.

Las otras dos investigaciones en marcha tratan de establecer el proceso de toma de decisión sobre la ruta del vuelo y el análisis de riesgo que fue llevado a cabo cuando Malaysia Airlines eligió sobrevolar el este de Ucrania, pese a los riesgos por los enfrentamientos entre fuerzas prorrusas y gubernamentales.

También indagará sobre las razones por las que no estaba disponible inmediatamente la lista de pasajeros del vuelo MH17.

En el avión de Malaysia Airlines abatido el pasado 17 de julio viajaban 298 personas, 193 de ellas holandeses (incluida una con doble nacionalidad estadounidense), 43 malasios, 27 australianos, 12 indonesios, diez británicos (uno de ellos con doble nacionalidad sudafricana), cuatro alemanes, cuatro belgas, tres filipinos, un canadiense y un neozelandés.

Por otro lado, los expertos internacionales siguen con el proceso del contenido de las cajas negras del MH17, tanto la grabación de voz de la cabina del piloto como la de los datos del vuelo, una labor que tiene lugar en la División de Investigación de Accidentes Aéreos de Farnborough, en Reino Unido.

Los analistas han realizado un examen exhaustivo de la grabación de los datos del vuelo, según indica la Junta de Seguridad de Holanda, porque, pese a que la caja estaba ligeramente dañada, el módulo de memoria estaba intacto.

"No se hallaron evidencias o indicaciones de manipulación de la caja", señaló la Junta en un comunicado reciente, en el que indica que los datos han podido ser descargados y contenían "información valiosa" sobre el vuelo.

El análisis de ambas cajas sigue su curso y se combinarán los hallazgos para elaborar las conclusiones correspondientes, algo que tomará "tiempo", advierte la Junta de Seguridad de Holanda. 

Lea más: La batalla mediática en torno a la catástrofe del vuelo MH17 >>>