Ministro alemán de Economía se opone a la venta de armas a Rusia

El ministro de Economía y vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, alertó de que la exportaciones de armas pueden convertirse en "un negocio con la muerte" y descartó que se puedan cumplir los contratos de venta de armas de Alemania a Rusia en la actual coyuntura.

En una entrevista emitida hoy en la cadena pública ARD, Gabriel declaró que "no puede ser que no nos preocupe enviar armas a ciertas regiones y que un par de años más tarde enviemos a nuestros soldados a pacificarlas y que entonces se enfrenten a armas alemanas".

En ese contexto, recordó que soldados franceses han encontrado armas de origen alemán en manos de miembro de Al Qaeda.

Según apuntó el político, quien también es presidente del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), aliado de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel en la coalición de Gobierno, el negocio armamentístico no es un instrumento de la política económica.

"En su esencia es un instrumento de la política exterior y de seguridad. Y cuando no se presta atención y no se es muy cuidadoso se convierte muy rápidamente en un negocio con la muerte" afirmó el político germano.

Gabriel fue criticado en varias ocasiones por su restrictiva política de exportación de armas, entre ellas la de Horst Seehofer, presidente de la Unión Cristiano Social (CSU), tercer partido presente en la coalición de Gobierno junto a la CDU y el SPD.

Seehofer se mostró partidario de que Alemania cumpla con los acuerdos armamentísticos que ya han sido firmados y entre los que se encuentran contratos con Rusia.

Sin embargo, en la entrevista televisiva, el vicecanciller alemán, que mostró su comprensión con la preocupación de los trabajadores y empresarios del sector, negó que estos envíos se vayan a producir en la actual situación política.

"No lo haremos porque el país ha evolucionado a una situación de tensión" apuntó Gabriel, al insistir en que no se enviarán armas "a pesar de que estos contratos hayan ya sido cerrados en el pasado".

El ministro alemán también reconoció que hubiese esperado una decisión semejante por parte de Francia y Reino Unido quienes, a pesar de las críticas al Kremlin, continúan vendiendo armas al Gobierno de Vladimir Putin.

Alemania es el tercer mayor exportador de armas del mundo, por detrás tan sólo de EEUU y Rusia, según el último informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Lea más: Yak-130: el 'iPhone volador'>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.