Conflicto de Ucrania activa debate en Alemania para traslado del Mundial 2018

El conflicto en Ucrania ha activado en Alemania un debate a favor del traslado del Mundial de Rusia 2018 y representantes de los partidos gubernamentales germanos han pedido que el torneo se traslade a su país.

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach, expresó su preocupación por la escalada de violencia en Ucrania y la vinculación de Rusia con ese conflicto.

"Cuando se decidió la sede de ese torno, en diciembre de 2010, no era previsible semejante evolución política en Rusia", apunta Niersbach, en declaraciones que publica hoy el popular diario "Bild".

El pronunciamiento del presidente de la DFB se suma a las crecientes opiniones del ámbito político, partidarias de que Alemania acoja ese Mundial, después de haber sido anfitriona del de 2006.

"No se puede celebrar un Mundial en un país envuelto en una guerra con otro país", apuntó asimismo a ese rotativo Karl-Georg Wellmann, experto en política Exterior de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que preside la canciller Angela Merkel.

Alemania, actual campeón del mundo, sería una buena alternativa para acoger ese torneo, prosigue ese político, que apunta a la posibilidad de que fuera una sede compartida con Polonia y Ucrania, organizadoras de la Eurocopa de 2012.

Desde las filas socialdemócratas, socio de coalición de Merkel, la experta en Deportes Michaela Engelmeeie-Heite considera asimismo que Alemania sería una buena alternativa, en caso de que la FIFA le retirase a Rusia la organización.

El viceportavoz del Gobierno, Georg Strieter, desestimó ayer pronunciarse respecto a una posible retirada de Rusia como sede del Mundial, por considerar que la cita en cuatro años queda muy lejana para tratar de prever cuál será la situación entonces.

Lea más: Los tres principales retos para el Mundial 2018>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.