Merkel ve "inaceptable" la actuación de los separatistas tras el derribo

La canciller alemana, Angela Merkel, tachó hoy de "inaceptable" la forma en que los separatistas del este de Ucrania están gestionando la investigación internacional sobre el derribo de un avión civil malasio con 298 personas a bordo.

Así se desprende de un comunicado de Cancillería en el que se da cuenta de la conversación telefónica mantenida entre la jefa del Gobierno alemán y el primer ministro malasio, Najib Razak.

"Rusia debe hacer más para influir en los separatistas, que como hasta ahora han ejercido un control inaceptable del lugar donde cayó" el vuelo MH17, entre Amsterdam y Kuala Lumpur, presuntamente derribado por un misil, indica la nota.

Merkel aprovechó su llamada para expresarle a Razak, que perdió un familiar en la tragedia, su "profundo pesar" por lo sucedido y para ofrecerle la cooperación de Alemania, con cuatro nacionales muertos en el avión.

Según el comunicado, ambos jefes de Gobierno se mostraron de acuerdo en que es necesario que ahora se lleve a cabo "con gran urgencia" una investigación por parte de expertos sobre las causas del siniestro.

Asimismo, consideraron que las limitaciones a los investigadores en el lugar del siniestro deben acabar.

La canciller ha hablado en los últimos días por teléfono sobre este asunto con el primer ministro británico, David Cameron; el presidente francés, François Hollande; los primeros ministros de Australia, Tony Abbott; Holanda, Mark Rutte; y Finlandia, Alexander Stubb; así como con el presidente ucraniano, Petró Poroshenko.

El Gobierno alemán calificó ayer de "indignante" la situación en el lugar en que cayó el avión malasio, donde los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación Europeos (OSCE) ven obstaculizado su trabajo y no se da un tratamiento correcto a las víctimas ni se aseguran los restos del aparato.

"Lo que estamos viendo en las imágenes que recibimos del lugar supera a cualquier descripción", indicó el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Martin Schäfer.

El hecho de que los separatistas prorrusos hayan dado más facilidades a los periodistas que a los miembros de la OSCE es "intolerable", como es "doloroso" para los familiares de las víctimas ver el tratamiento que reciben los restos mortales de sus allegados.

Lea más: La batalla mediática por el MH17: Occidente contra el Kremlin>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.