Comité parlamentario británico denuncia que prosiga la venta de armas a Rusia

El Reino Unido exporta armamento a Rusia a pesar del temor de que Moscú facilite arsenal a los rebeldes prorrusos en Ucrania, según un comité parlamentario británico.

De acuerdo con un informe del Comité de Control de Exportación de Armas de la Cámara de los Comunes, Londres aún mantiene 251 permisos de exportación para la venta de materiales militares por valor de unos 132 millones de libras (158 millones de euros).

Los diputados miembros del comité indicaron que apenas 31 licencias británicas han sido suspendidas, pero permanecen en vigor permisos para la entrega a Rusia de rifles, visores nocturnos, municiones para armamento pequeño, montajes de pistola, chalecos antibalas o equipo de comunicación miliar.

Esta información sale a la luz después de que el primer ministro británico, David Cameron, criticase a otros miembros de la Unión Europea (UE) por alcanzar acuerdos de armas con Rusia.

Tras conocerse el informe del comité, un portavoz oficial señaló que el Reino Unido no ha vendido armamento para las fuerzas armadas rusas desde el pasado marzo y que las licencias de exportación que aún están en vigor son para "uso comercial".

El comité, conocido por sus siglas en inglés CAEC, está formado por los comités de Asuntos Exteriores, Defensa, Cooperación Internacional y el de Empresa e Innovación.

En su documento, los diputados miembros del CAEC critican que haya aún permisos de exportación a pesar de la promesa que hizo el pasado marzo el entonces ministro británico de Exteriores, William Hague, de que el Gobierno suspendería las ventas militares a Rusia que pudieran ser utilizadas contra Ucrania.

"Rusia es un régimen autoritario. Deberíamos haber tenido una actitud más cautelosa respecto a Rusia", dijo el presidente del CAEC, el parlamentario conservador John Stanley.

Este diputado afirmó que ha escrito al nuevo titular de Exteriores, Philip Hammond, para preguntarle si tiene previsto suspender las licencias de exportación a Rusia aún en vigor.

El primer ministro británico ha criticado el apoyo de Moscú a los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania tras el derribo el pasado jueves -supuestamente por un misil disparado desde territorio ucraniano controlado por los separatistas- de un avión de Malaysia Airlines que había partido de Amsterdam rumbo a Kuala Lumpur.

Cameron ha indicado que los países de la UE deberían considerar la suspensión de todas las ventas militares a Rusia.

Lea más: Las sanciones de EE UU llegan a la industria armamentística rusa>>>