La ONU aprueba por unanimidad una resolución que exige a las milicias facilitar la investigación

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad una resolución en la que exige a las milicias prorrusas de Ucrania que faciliten la investigación sobre el avión malasio siniestrado en Ucrania y den acceso inmediato a los expertos al lugar del suceso.

El texto, propuesto inicialmente por Australia y que finalmente patrocinaron la mayoría de miembros del Consejo y los países con víctimas en la tragedia, contó con el apoyo de Rusia, tras pequeños ajustes negociados en las últimas horas.

La versión aprobada demanda a los grupos armados que controlan la zona que se "abstengan de cualquier acción que pueda comprometer la integridad del lugar del impacto" y que permitan "inmediatamente acceso seguro, completo y sin restricciones" a los investigadores y expertos internacionales.

Lo hace tras expresar la "grave preocupación" del Consejo de Seguridad "por las informaciones acerca del acceso insuficiente y limitado al lugar del accidente".

También exige "que todas las actividades militares, incluidas las realizadas por grupos armados, cesen de inmediato en la zona que rodea el lugar del accidente a fin de garantizar la seguridad de la investigación internacional".

Lea más: Cautela en la prensa rusa a la hora de señalar culpables del siniestro >>

Además, "insiste en que el tratamiento y la recuperación de los cadáveres de las víctimas se lleven a cabo de una manera digna, respetuosa y profesional, y exhorta a todas las partes a garantizar que así suceda con efecto inmediato.

El texto "apoya los esfuerzos encaminados a establecer una investigación internacional plena, exhaustiva e independiente del incidente de conformidad con las directrices de aviación civil internacional" y reclama a todos los países que apoyen ese trabajo.

El máximo órgano de decisión de la ONU exigió "que los responsables de este incidente rindan cuenta de sus actos y que todos los estados cooperen plenamente con los esfuerzos encaminados a establecer la rendición de cuentas".

Además, el Consejo condenó "en los términos más enérgicos el derribo del vuelo" y reiteró "su más sentido pésame y sus condolencias a las familias de las víctimas".

En la votación estuvieron presentes, entre otros, los ministros de Exteriores de Holanda, Frans Timmermans, y de Australia, Julie Bishop, dos de los países que más ciudadanos perdieron en el suceso.

El texto, planteado durante el fin de semana por la misión australiana al resto de miembros del Consejo, fue modificado en las últimas horas a instancias de Rusia.

Entre los cambios destaca el mayor protagonismo que se da a la Asociación Internacional de Aviación Civil (OACI) en la investigación, en detrimento de Ucrania, y en el cambio de una expresión que daba por hecho que el avión fue derribado por un misil.