Solidaridad y alguna crítica a Malaysia Airlines tras pérdida de dos aviones

La aerolínea estatal Malaysia Airlines ha recibido numerosas muestras de apoyo en Malasia y en Internet, pero también alguna críticas, tras la pérdida de dos de sus aviones con más de 500 personas a bordo en apenas cuatro meses.

Muchos malasios están consternados por la muerte de las 298 personas que viajaban en el avión del vuelo MH17 abatido el pasado jueves en Ucrania, cuatro meses después de la desaparición del Boeing 777 del vuelo MH370 con 239 personas en su interior.

"Cuando me enteré de la noticia del MH17 pensé que me hablaban del MH370, pero luego me di cuenta de que era un nuevo caso. Me quedé impactado", explicó a Efe el malasio Ang Tiew en el aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur.

"Debemos mostrar simpatía en esta situación. Dos aviones de Singapur Airlines e India volaban a 25 kilómetros al mismo tiempo. Fue mala suerte", opinó.

Ang aseguró que su experiencia con Malasysia Airlines "es buena". "No tengo queja. La tripulación es agradable. En tierra siempre hay mucha gente, pero está muy bien una vez en vuelo", matizó.

Algunos internautas han criticado a la aerolínea en su página de Facebook por sobrevolar una zona en conflicto en el este de Ucrania, cuando otras compañías como las coreanas Asiana y Korean Air, así como la australiana Qantas, decidieron evitar la ruta por peligrosa.

La compañía malasia ha reiterado que contaba con el visto bueno de la Organización Internacional de Aviación Civil (OIAC), el organismo regulador del sector de la ONU, así como de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Según la web flightradar.com, más de 900 vuelos sobrevolaron siete días antes de la tragedia la región controlada por los rebeldes prorrusos en Ucrania, incluidos 86 de Aeroflot, 75 de Singapore Airlines, 62 de Ucraine Airlines, 56 de Lufthansa y 48 de Malaysia Airlines.

Tras el derribo del Boeing 777 por un misil tierra-aire del que los servicios de inteligencia de EEUU culpan a los rebeldes prorrusos, los vuelos comerciales han dejado de sobrevolar Ucrania.

Otras críticas contra Malaysia Airlines procedieron de familiares de algunos pasajeros chinos del avión desaparecido en marzo pasado.

"No esperen obtener información de primera mano de Malaysia Airlines", escribió en una web china este grupo descontento con la gestión de la aerolínea y el Gobierno malasio.

Sin embargo, tanto en el aeropuerto como en las redes sociales prevalecen las muestras de solidaridad y apoyo con la compañía.

Una joven malasia explicó que cuenta con profesionales muy capacitados que tratan de forma "excelente" a los pasajeros. "Una vez cogí un vuelo a Sudáfrica con un dedo roto y continuamente me traían hielo para que no se me inflamara", dijo a Efe.

"Fue un accidente, no culpa suya. Malaysia Airlines es una buena aerolínea. Yo he viajado mucho con ellos sin problema", explicó, por su parte, la malasia Nik Zabidah, antes de embarcar en un avión de la compañía hacia Kota Bahru, capital del estado de Kelantan, en el norte del país.

"Volaré en agosto y octubre, pero no quiero cancelar o cambiar mis vuelos. No es vuestra culpa. Os apoyaré siempre", escribió el tailandés Panuvat Aramchot en la página de Facebook.

El bangladesí Rezaul Karim aseguró que no ha encontrado motivo de queja en los últimos doce años en los que ha volado con la compañía.

"Tiene realmente un buen servicio y siempre son puntuales, así que me alegro de poder seguir volando con ellos", dijo al diario local "New Straits Times".

Las aerolíneas de todo el mundo han expresado su solidaridad con Malaysia Airlines en una campaña que también ha incluido iniciativas en las redes sociales.

"Nuestras más sentidas condolencias a los familiares de los pasajeros y la tripulación del vuelo accidentado MH17 de Malaysia Airlines", escribió la compañía española Iberia en su página web.

En los últimos años, la compañía malasia ha pasado por dificultades financieras, que se han agravado con la trágica pérdida de dos Boeing 777 en cuatro meses.

El pasado viernes, las acciones de Malaysia Airlines se desplomaron un 11,11 % en el Bolsa de Kuala Lumpur agravando la situación de una aerolínea que no registra ganancias desde 2010 y a la que los analistas le pronosticaban pérdidas hasta al menos 2016.

Desde inicios de 2011, la compañía acumula unas pérdidas de 4.570 millones de ringit (unos 1.500 millones de dólares).

Lea más: Alexander, el campesino que creyó que el cielo se desplomaba sobre su cabeza>>>