Kiev exigirá a la UE declarar terroristas a repúblicas "populares prorrusas"

Ucrania y Holanda exigirán al Consejo de ministros de Exteriores de la UE que se reúne mañana en Bruselas que declare organizaciones terroristas a las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk proclamadas por los separatistas prorrusos, anunció hoy el presidente ucraniano, Petró Poroshenko.

"Nosotros y Holanda pondremos el máximo empeño, también en la sesión de mañana del Consejo de ministros de Exteriores de la UE, para que las así llamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk sean declaradas organizaciones terroristas", afirmó Poroshenko durante una visita a la embajada de los Países Bajos en Kiev.

El mandatario ucraniano recalcó que si las organizaciones que se autodenominan Estados independientes de Ucrania son declaradas terroristas, "cualquier cooperación o apoyo a los terroristas serán calificados como tales por el derecho internacional".

"Las repúblicas populares de Lugansk y Donetsk serán reconocidas como organizaciones terroristas no sólo en Ucrania sino en todo el mundo, y la cooperación con los bandidos y los terroristas se llamará por su nombre, ayuda al terrorismo", dijo poco antes Poroshenko en otra clara alusión a Moscú.

El presidente ucraniano, preguntado por periodistas, evitó comentar el mensaje que colgó esta madrugada en su web el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, en el que prometió que Rusia hará todo lo que esté en su mano para que el conflicto armado en el este de Ucrania se resuelva mediante la vía pacífica.

"La declaración (de Putin) no requiere ser comentada. Creo que el mundo se ha dividido en dos: una parte condena decididamente a los terroristas, y otra parte son los terroristas. Ahora cada cual debe decidir de qué lado está. Punto", aseveró Poroshenko.

El presidente ucraniano ordenó hoy un alto de fuego en un radio de 40 kilómetros alrededor del lugar donde fue presuntamente derribado hace cuatro días el Boeing 777 malasio con casi 300 pasajeros a bordo.

Además, volvió a reiterar que los milicianos prorrusos que custodian la zona de la tragedia, cuyo epicentro se encuentra junto a la localidad de Grábovo, en la región oriental de Donetsk, roban las pertenencias de las víctimas del siniestro, destruyen pruebas e "impiden trabajar a la comisión de investigación ucraniana".

Lea más: Rusia solicita que una comisión internacional investigue la catástrofe del Boeing-777>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.