Localizan los cuerpos de 181 muertos en el siniestro de avión en Ucrania

Los servicios de rescate han localizado por el momento a 181 de los 298 fallecidos ayer al estrellarse, supuestamente derribado por un misil, el Boeing de Malaysian Airlanes en el este de Ucrania, cerca de la frontera con Rusia, informó hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano.

"Hasta el momento se han localizado 181 cuerpos", dijo en una comparecencia ante la prensa el director del servicio consular de la cancillería ucraniana, Andréi Sibiga.

Las autoridades de la región de Donetsk, donde cayó el aparato, denunciaron que las milicias separatistas prorrusas que controlan el territorio donde se produjo el siniestro impiden el acceso de expertos ucranianos al lugar de la tragedia.

Los insurgentes "impiden una investigación internacional transparente del accidente del Boeing malasio. Los guerrilleros ponen trabas al trabajo de expertos ucranianos en el lugar de la tragedia y han manifestado su deseo de llevar las cajas negras (...) a Rusia", dijo el gobernador de Donetsk designado por Kiev, Serguéi Taruta.

Poco después, sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, negó que Moscú tenga interés alguno en quedarse con las cajas negras del avión siniestrado.

"Queremos que los expertos internacionales lleguen cuanto antes al lugar de la catástrofe para que reciban enseguida las cajas negras. A pesar de lo que diga Kiev, nosotros no nos vamos a llevar esas cajas, no tenemos intención de violar las normas internacionales", dijo Lavrov.

Taruta también pidió a la comunidad internacional que obligue a los milicianos prorrusos a abrir un corredor humanitario que permita desplazar a todos el personal y material necesario para la investigación.

"Hasta que no se haga, no parece posible hablar de que la investigación pueda ser transparente y objetiva", subrayó el gobernador de la región donde tuvo lugar la catástrofe.

Por su parte, el portavoz de las fuerzas ucranianas, Vladislav Selezniov, reconoció que las tropas de Kiev "no tienen acceso" a la zona del accidente, "controlada por representantes de la (autoproclamada) 'República Popular de Donetsk'".

Tanto el Gobierno ucraniano como los sublevados se acusan del derribo del avión malasio, aunque Kiev ha ido incluso más allá y ha acusado a Rusia de estar implicada en la tragedia.

Lavrov negó esas insinuaciones de Ucrania y acusó al Gobierno de Kiev de mentir para ejercer presión sobre la investigación de la catástrofe.

Los milicianos, por su parte, han asegurado no contar con sistemas de defensa antiaérea capaz de derribar aviones a una altura de 10.000 metros, a la que volaba la aeronave civil malasia.

Mientras, el Ministerio de Defensa de Rusia dijo hoy haber detectado ayer el empleo de radares de los sistemas de defensa antiaérea "Buk" del Ejército ucraniano cerca de la zona donde se estrelló el avión malasio en la región de Donetsk.

Por otro lado, el Ministerio de Defensa ucraniano negó que su Ejército haya utilizado alguna vez sistemas de defensa antiaérea en el curso de la operación antiterrorista lanzada por las autoridades de Kiev para recuperar el control de las regiones rebeldes prorrusas de Donetsk y Lugansk, en el este del país. 

Lea más: Hoy todos somos malasios >>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.