Medvédev: las sanciones obligan a Rusia a gastar más en defensa y seguridad

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, dijo hoy que las sanciones adoptadas por Estados Unidos contra bancos y empresas rusas obligan a Rusia a prestar más atención a los gastos en defensa y seguridad nacional del país.

"La presiones a Rusia no pueden no tener un reflejo en nuestra política presupuestaria. (...) Debemos prestar más atención a los gastos destinados a la defensa y la seguridad nacional", afirmó Medvédev durante una reunión de su Gobierno en Moscú.

El jefe del Ejecutivo ruso advirtió que una política exterior de EE.UU. y la UE basada en las sanciones puede devolver las relaciones de Moscú con Occidente a los años 80 del siglo pasado, la última fase de la confrontación política, económica y militar conocida como Guerra Fría.

"Si éste es el objetivo de nuestros socios occidentales, pronto lo lograrán", subrayó Medvédev, que también apuntó al aumento de los ánimos crispados entre la población rusa tanto hacia Estados Unidos como la Unión Europea, que golpean con su política el bolsillo de los ciudadanos de a pie.

El primer ministro ruso recordó que las sanciones de Estados Unidos afectan "a grandes colectivos (de trabajadores) de los sectores de defensa, energía y algunos bancos" y como consecuencia "incentivarán el incremento de los ánimos antiestadounidenses y antieuropeos".

"Se consolidará la unidad de la sociedad rusa contra aquellos países y personas que intentan poner trabas a nuestro país y actuar en contra de los intereses de sus ciudadanos", recalcó Medvédev.

Agregó que aunque "cualquier sanción es un mal que no insufla optimismo ni a la economía ni a las personas", éstas medidas "no tienen la capacidad de causar un daño irreversible a la economía".

"La experiencia internacional demuestra que las sanciones no han logrado poner a nadie de rodillas", recalcó.

El Gobierno de Estados Unidos anunció ayer nuevas medidas de castigo contra Rusia, dirigidas en esta ocasión contra algunas de las empresas públicas más importantes de este país, entre ellas los bancos Gazprombank y Vnesheconombank y las energéticas Rosneft y Novatek, cuyas acciones han sufrido hoy caídas por encima del 5 por ciento.

También la Unión Europea amplió ayer, durante la cumbre de sus líderes en Bruselas, el segundo paquete de sanciones contra Moscú por su presunto papel en la crisis de Ucrania y abrió la puerta a medidas de alcance económico contra empresas rusas.

Lea más: Putin dice que sanciones pueden llevar relación EEUU-Rusia a "punto muerto">>>