Merkel y Putin discutieron en Río sobre esfuerzos por la paz en Ucrania

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, discutieron en Río de Janeiro los actuales esfuerzos para impulsar las negociaciones de paz en Ucrania, tras coincidir en que la situación de ese país tiende a agravarse, informaron fuentes oficiales.

"Tanto Putin como Merkel destacaron la necesidad de retomar urgentemente el trabajo en grupo en Ucrania, posiblemente mediante una videoconferencia", afirmó el portavoz del presidente ruso, Dmitry Peskov, en declaraciones a los periodistas tras el encuentro.

Según el portavoz, ambos coincidieron en que el reinicio de las iniciativas internacionales para buscar una solución al conflicto en Ucrania exige previa y "rápidamente" un alto el fuego de las tropas ucranianas y de las milicias separatistas prorrusas.

El grupo de contacto que intenta una salida negociada del conflicto está integrado por Ucrania, Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), con representación de los separatistas.

Como los separatistas alegan que no pueden salir de la ciudad de Donetsk para acudir a las citas propuestas, el Gobierno de Ucrania ha admitido la posibilidad de que puedan participar en la ronda de conversaciones mediante videoconferencia.

Peskov agregó que, para Putin y Merkel, la tendencia del conflicto en Ucrania es a "degradarse" aún más y por eso es necesario reforzar los esfuerzos por la paz.

Los líderes de Rusia y Alemania aprovecharon su presencia en Río de Janeiro, donde asistirán hoy a la final del Mundial de fútbol Brasil 2014 entre Alemania y Argentina, para abordar la crisis de Ucrania en un breve encuentro que tuvieron antes del almuerzo ofrecido por el Gobierno brasileño a las autoridades extranjeras.

Los dos se reunieron en privado en el Palacio de Guanabara, la sede de la gobernación de Río de Janeiro, antes de unirse a los demás jefes de Estado recibidos por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en el salón principal de la edificación.

Merkel, que ha tenido varios contactos telefónicos con Putin para discutir la crisis en Ucrania, le ha pedido al presidente de Rusia que use su influencia sobre las milicias separatistas para que pongan fin a los combates.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, que había anunciado su intención de asistir a la final del Mundial, desistió a última hora de viajar a Río de Janeiro por el agravamiento de la crisis en su país.

Su viaje había generado versiones sobre la posibilidad de que tuviese una reunión con Putin en Brasil.

El encuentro entre Merkel y Putin se produjo simultáneamente con un recrudecimiento de los combates entre las tropas ucranianas y las milicias separatistas prorrusas en el este de Ucrania, donde las fuerzas gubernamentales intentan cerrar el cerco en torno a la ciudades de Lugansk y Donetsk, los principales bastiones de los secesionistas.

Los choques de mayor intensidad tienen lugar junto a Lugansk, capital de la región homónima que, al igual que la vecina Donetsk, se autoproclamó república popular independiente.

Lea más: medio millón de personas han huído de Ucrania >>