Al menos 22 soldados ucranianos muertos en combates, según los prorrusos

Al menos 22 soldados ucranianos murieron anoche en combates junto a la ciudades de Slaviansk y Kramatorsk, en el este de Ucrania, informó hoy un portavoz del mando de las milicias separatistas prorrusas.

"Junto al aeródromo de Kramatorsk un grupo nuestro atacó una columna enemiga, destruyó tres blindados y mató a 18 efectivos. En la proximidades de Slaviansk destruimos dos carros de combate T-64 y liquidamos a cuatro soldados", dijo el portavoz de la milicias a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Agregó que las milicias mantienen en su poder la localidad de Séversk, situada en las inmediaciones de Slaviansk y Kramatorsk, ciudades que los prorrusos abandonaron el pasado fin de semana y que actualmente están bajo el control de las fuerzas ucranianas.

"La situación se puede describir del siguiente modo: el enemigo continúa concentrando fuerzas en dirección a Donetsk (capital de la región homónima) y nosotros tratamos de impedirlo", explicó el portavoz.

En Kiev, mientras, las autoridades se muestran optimistas sobre la marcha de las operaciones militares contra las milicias prorrusas y aseguran que están próximas a su término.

Los líderes separatistas "intentan presentar la entrega de Slaviansk como, poco menos, una maniobra táctica para mantener la línea del frente, pero en realidad fue una huida", afirmó anoche Stanislav Rechinski, asesor del ministro ucraniano del Interior, en declaraciones a la televisión ucraniana.

Rechinski indicó que "los terroristas están nerviosos" y "comprenden perfectamente que con las fuerzas que tienen no pueden mantener grandes ciudades como Lugansk y Donetsk ni impedir que los militares ucranianos entren en ellas".

Según el asesor, estas dos ciudades, que entre ambas suman unos 1,4 millones de habitantes, podría quedar bajo el control de las fuerzas gubernamentales ucranianas en el plazo de un mes.

Lea más: Los prorrusos se preparan para combatir por las capitales del este de Ucrania>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.