Grupo Fuertes invierte 126 millones, junto a socio local, en fábrica en Rusia

El grupo empresarial Fuertes abrirá a finales de 2015 en la región rusa de Tambov, en alianza con la firma local Cherkizovo, líder en la producción cárnica en ese país, un complejo industrial de cría y procesamiento de carne de pavo, que ha supuesto una inversión de 126 millones de euros.

Según un comunicado del Grupo Fuertes, esta nueva factoría creará, al menos, 1.000 nuevos puestos de trabajo directos en la zona y abarcará todas las fases del ciclo productivo, de la agricultura y la cría del animal a la elaboración de piensos y procesamiento de la carne de pavo.

El nuevo complejo industrial operará bajo la marca Tambovskai Indeika y aprovechará el conocimiento del modelo de negocio y de ese tipo de producción de Procavi, la filial de Fuertes líder en España en la producción de carne de pavo con un 52 por ciento de cuota de mercado.

Las instalaciones de Rusia abarcarán un total de 9.300 hectáreas en las provincias de Pervomaisky y Staroyurevskiy de la citada región, y producirán, en una primera fase, entre 25.000 y 30.000 toneladas de carne, con la previsión de doblar esa cifra en una fase posterior.

Según las fuentes, el mercado ruso consume al año más de 100.000 toneladas de carne de pavo, con un índice de crecimiento superior al 20 por ciento.

El Grupo Fuertes posee una plantilla de más de 5.700 personas, distribuidas en su mayoría en empresas de alimentación, como Agrifusa (agricultura), Cefusa (ganadería), ElPozo, Procavi (pavo), Sediasa (centros de fraccionamiento y preparación alimentario), Fripozo (alimentos ultracongelados), Aquadeus (agua) Bodegas Luzón y Palancares (quesos y lácteos).

El Grupo Cherkizovo, por su parte, es el mayor productor de carne y materias primas de Rusia y una de las tres principales compañías en la comercialización de carne de ave y cerdo, así como de productos elaborados en Rusia, con una cifra de negocio de mas de 1.600 millones de dólares en 2013.

En los últimos cinco años, según las fuentes, lleva invertidos más de 1.000 millones de dólares en el desarrollo del sector agroalimentario ruso.

Lea más: La prohibición de ternera australiana en Rusia abre oportunidades a la carne latinoamericana>>>