Rusia dice que el gasoducto South Stream dará seguridad energética a Europa

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha insistido en que el futuro gasoducto South Stream, que bombeará gas natural ruso desde el Mar Negro a Europa sin pasar por Ucrania, aumentará la seguridad energética de la Unión Europea.

"Para nosotros, es evidente que South Stream contribuirá considerablemente a la seguridad energética de Europa, al favorecer la diversificación de las rutas de suministro de gas", declaró Lavrov en una entrevista divulgada hoy por la agencia búlgara Focus.

Lavrov, que llegó hoy a Bulgaria en visita oficial, aseguró que South Stream será beneficioso "tanto para Rusia como para los consumidores europeos".

Bulgaria suspendió a principios de junio la construcción del tramo de gasoducto que cruza el país a exigencia de la Comisión Europea, que considera que socava las normas europeas sobre energía y adjudicación de contratos públicos.

Al respecto, el jefe de la diplomacia rusa opinó que los acuerdos con los distintos países involucrados en la obra no vulneran la legislación europea porque fueron cerrados antes de que entrara en vigor el llamado "tercer paquete energético" de la UE, que prohíbe que una compañía sea dueña y a la vez operar un gasoducto.

"La legislación europea no debe aplicarse de forma retrospectiva y obstaculizar los acuerdos ya cerrados. No hay que permitir que Europa, nuestro continente común, se convierta en rehén de intereses de una ideología poco perspicaz", declaró Lavrov.

La construcción de la tubería corre a cargo de empresas mixtas creadas por la empresa rusa Gazprom con sus socios en Bulgaria, Serbia, Hungría, Grecia, Croacia, Eslovenia y Austria.

Esta infraestructura, que se espera esté operativa en 2017, tiene un presupuesto de 16.000 millones de euros y una capacidad prevista de 63.000 millones de metros cúbicos de gas al año. 

Lea más: South Stream se convierte en un arma arrojadiza entre Europa y Rusia >>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.