Mañana expira plazo para que Rusia apoye paz en Ucrania y evite más sanciones

El plazo fijado por la Unión Europea a Rusia para que apoye el plan de paz del presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, y tome medidas que rebajen la tensión expira mañana, y si se completa sin avances podría traducirse en nuevas sanciones del bloque comunitario a Moscú.

"El Consejo evaluará la situación y tomará las medidas necesarias", dijo hoy a Efe la portavoz comunitaria de Asuntos Exteriores, Maja Kocijancic, quien recordó que los Veintiocho "están listos para implementar una tercera fase de sanciones", sobre las que no quiso dar detalles.

Se espera que las nuevas sanciones tengan un carácter económico, después de las ya impuestas a un grupo de personas de Rusia, Ucrania y la península ucraniana de Crimea, anexionada por Moscú.

Rusia admitió este sábado que la repercusión económica de las nuevas sanciones sería negativa.

"Por supuesto, el crecimiento económico se iría profundamente a los planos negativos", dijo el ministro ruso de Economía, Alexéi Uliukáyev, sobre esa eventualidad.

Por el momento, la UE aplica una serie de medidas restrictivas que incluyen la congelación de bienes y la prohibición de viajar a territorio comunitario de una lista de rusos y ucranianos implicados en la crisis.

"Estamos en contacto regular con los Estados miembros y con Ucrania y Rusia", indicó Kocijancic al ser preguntada por la conferencia telefónica de hoy entre los mandatarios de Rusia, Ucrania, Alemania y Francia.

El presidente de Francia, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, pidieron hoy a los dirigentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Ucrania, Petró Poroshenko, que se produzcan "avances" concretos sobre la crisis ucraniana antes de mañana.

La conversación telefónica a cuatro bandas duró más de dos horas y, según informó la presidencia francesa, Hollande y la canciller alemana recordaron las expectativas manifestadas por el Consejo Europeo el pasado viernes y expresaron su deseo de que "se obtengan resultados de aquí al lunes".

"Las conclusiones de la cumbre (del pasado viernes en Bruselas) son muy claras", agregó, por su parte Kocijancic, quien precisó que la UE quiere "ver cuatro pasos concretos antes del (lunes) 30 de junio".

La portavoz comunitaria insistió en que en estos momentos la UE "insta a todas las partes a que den los pasos necesarios para rebajar las tensiones en el este de Ucrania".

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE pidieron a Moscú el pasado viernes cuatro medidas: en primer lugar, la apertura de negociaciones sobre la aplicación del plan de paz del presidente ucraniano.

En segundo lugar, un acuerdo sobre el mecanismo de verificación del alto el fuego y el control efectivo de las fronteras, supervisados por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

La tercera exigencia fue el retorno al control de las autoridades ucranianas de tres puntos de la frontera con Rusia (Izvarino, Dolzhanski y Krasnopartizansk) y, por último, que se libere a los rehenes, incluidos los observadores de la OSCE que sigan retenidos.

Los líderes europeos, que el viernes también se reunieron con Poroshenko con motivo de la firma de los capítulos que faltaban del Acuerdo de Asociación con Ucrania, dijeron muy claramente que, si Moscú no cumple las cuatro condiciones, la UE no dudará en imponer sanciones adicionales a la Federación Rusa.

"El Consejo Europeo recuerda que la Comisión Europea, el Servicio de Acción Exterior y los Estados miembros han hecho trabajos preparatorios sobre sanciones (...), de manera que se puedan tomar sin retraso medidas adicionales", afirmaron los Veintiocho en las conclusiones sobre Ucrania aprobadas en la cumbre europea de Bruselas.

Los dirigentes comunitarios recalcaron además que volverán a "examinar la situación y, si fuera necesario, tomarán decisiones", así como su compromiso de volver a reunirse "en cualquier momento para adoptar medidas restrictivas significativas".

La UE sí reconoció la declaración del presidente ruso, Vladímir Putin, de apoyar en principio el plan de paz y su decisión de revocar la autorización para que tropas rusas puedan intervenir militarmente en Ucrania.

Sin embargo, lamentaron que el alto al fuego, aunque respetado por las autoridades ucranianas, no se haya traducido en un cese total de las hostilidades militares.

Ucrania aceptó, también el viernes, extender la tregua otras 72 horas, hasta las 19:00 GMT del lunes, pero los combates entre los prorrusos y el Ejército continúan en el este de Ucrania.

Lea más: Rusia promete reaccionar duramente a las sanciones de Estados Unidos>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.