La UE esperará la reacción rusa al plan de paz de Ucrania antes de sancionar

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) se mostraron hoy a favor de esperar a ver la reacción de Rusia ante el plan de paz del presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, para el este del país, antes de decidir si aplican nuevas sanciones a Moscú por su papel en la crisis ucraniana.

"Para el viernes veremos cómo Rusia está respondiendo al plan de paz, veremos cómo han ido las reuniones en los próximos días", declaró a la prensa el titular británico, William Hague, a su llegada a un Consejo de Ministros de Exteriores en el que se aborda la situación en Ucrania previo a la cumbre de líderes de la UE prevista para el día 27.

Hague afirmó en cualquier caso que el presidente ruso, Vladímir Putin, no debe dudar de que la UE "está preparada para adoptar esas medidas", y recordó que se ha trabajado mucho en su preparación.

En opinión de Hague, Poroshenko ha presentado un plan de paz "muy fuerte" y "muy bueno", y confió en que "ahora todo el mundo, incluyendo Rusia, trabaje en ello" y que Putin "traduzca en acciones" el apoyo que ha dado a esa estrategia.

A su vez, instó a Rusia a detener el flujo de armas hacia Ucrania a través de las fronteras y a instar a los grupos separatistas armados en el este del país a deponer las armas.

"Ahora hay una oportunidad para todos. En ausencia de ello, la UE podrá incrementar las sanciones. Están preparadas", comentó.

El ministro austríaco, Sebastian Kurz, señaló que, "aparte de las sanciones necesarias, es importante mantener abiertos los canales de diálogo", mientras que el sueco, Carl Bildt, indicó que el plan de paz de Poroshenko "es un intento constructivo que merece nuestro pleno apoyo".

En cambio, lamentó que a la vez que Rusia ha dado su bienvenida al plan, "está llevando a cabo propaganda de guerra" sin dar señales de que estén cerrando sus fronteras al paso de armamento.

La jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, dijo que el plan de paz es "esencial para el futuro del país" y el titular alemán, Frank-Walter Steinmeier, consideró que "sin duda alguna esta semana es decisiva para Ucrania".

"Esperamos ahora de Rusia que se muestre dispuesta a cooperar" para evitar el suministro de armas a Ucrania y el cruce de combatientes ilegales y también para "que ejerza su potencial influencia" sobre los rebeldes prorrusos.

Al Consejo asiste como invitado el nuevo ministro ucraniano de Exteriores, Pável Klimkin, quien pidió apoyo al plan de paz y que haya un control eficaz en las fronteras.

Por su parte el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, consideró que "las señales no son claras, hay señales negativas", como los secuestros de personal de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), pero también "señales positivas", como que Putin haya reconocido a Poroshenko como líder de Ucrania.

El responsable español destacó que hoy ha estado en contacto con sus homólogos de Polonia y Suecia para abordar la situación en Ucrania así como con la OSCE, dado que "tenemos a un español en una situación complicada en Ucrania", en referencia a que uno de los observadores de esa organización retenidos por las milicias prorrusas en el este desde el 29 de mayo es de esa nacionalidad.

En su reunión de hoy, los ministros dieron luz verde a las actas legales que permitirán que la UE y Ucrania firmen el próximo día 27, en los márgenes del Consejo Europeo previsto para esa fecha, los capítulos comerciales que quedaban pendientes del acuerdo de asociación entre las dos partes.

García-Margallo aseguró que España está con los líderes europeos en la "conveniencia de que Ucrania firme el acuerdo de asociación y el acuerdo de libre comercio" con la UE, a fin de que cuente con un "marco" que dé un "respiro a la economía ucraniana".

Lea más: La UE aborda hoy el plan de paz para Ucrania y el avance yihadista en Irak>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.