Ministros de UE abordarán opciones de paz en Ucrania y auge yihadista en Irak

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) abordarán este lunes el plan del presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, para pacificar las regiones orientales de ese país, así como la crisis por el auge de los islamistas radicales en Irak, entre otros asuntos.

El plan de paz se tratará en un Consejo en Luxemburgo al que asistirá como invitado el nuevo titular ucraniano de Exteriores, Pável Klimkin, quien dará detalles del mismo, indicaron fuentes comunitarias.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Durao Barroso, expresó este fin de semana el respaldo de la CE al plan y pidió a Rusia que lo apoye públicamente y con "acciones concretas".

Los titulares de Exteriores tratarán la situación de inestabilidad que vive el país, que ha dejado ya centenares de muertos pero, según las fuentes, no tienen previsto abordar por el momento la imposición de nuevas sanciones a Rusia por su comportamiento en la crisis.

Precisaron que esas medidas restrictivas "siguen en preparación", tanto la ampliación de las conocidas como de "fase dos", que implican la congelación de activos y visados a individuos y entidades, como las de "fase tres", que supondrían sanciones económicas y que, según dijeron, correspondería a los líderes de la Unión adoptarlas.

La aprobación de nuevas sanciones iría ligada a la evolución de los acontecimientos sobre el terreno y al comportamiento de Rusia y los grupos separatistas armados en el este de Ucrania ante el plan de paz, apuntaron.

Los ministros también esperan dar luz verde a las actas legales que permitirán que la UE y Ucrania firmen el próximo día 27, en los márgenes del Consejo Europeo previsto para esa fecha, los capítulos comerciales que quedaban pendientes del acuerdo de asociación entre las dos partes.

Por lo que respecta a la península ucraniana de Crimea, anexionada por Rusia, aprobarán como un punto sin debate que sólo reciban ventajas arancelarias los productos cuyo origen certifiquen las autoridades ucranianas.

Por otra parte, los ministros tratarán la crisis en Irak abierta por el avance de los insurgentes en las provincias de mayoría suní con el enviado especial de la ONU para Irak, Nickolay Mladenov.

La Unión descarta el envío de una misión militar a Irak con el objetivo de frenar el auge de los extremistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), dijeron fuentes europeas, que precisaron que Europa ha mostrado su apoyo en los últimos años con el envío de una misión civil para formar policías y reforzar las instituciones.

"En el terreno militar no tenemos intenciones", afirmó un alto funcionario comunitario, que se mostró en cambio más proclive a que la UE pudiera ofrecer una ayuda "en el lado civil", a través de "programas de cooperación" o mediante el "diálogo político".

"Lo que nos han pedido los iraquíes es ayudarles en la lucha contra el terrorismo", comentó.

La UE ve necesario que el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, logre restablecer el diálogo especialmente entre las dos principales comunidades, suníes y chiíes, después de que grupos insurgentes suníes liderados por el EIIL tomaran la semana pasada Mosul, la segunda ciudad del país, y varias zonas del norte en su intento de avanzar hacia Bagdad y el sur de Irak.

Europa aplica sanciones al EIIL desde octubre de 2004 al considerarlo una entidad ligada a Al Qaeda, consistentes en un embargo de armas y la congelación de sus activos en la Unión.

El Consejo también prevé ampliar sanciones contra otras doce personas responsables de la represión en Siria vinculadas con el régimen de Bachar al Asad, dijeron a Efe fuentes comunitarias.

La decisión implicará la congelación de activos en la UE y la prohibición de viajar a territorio comunitario.

Por el momento hay 179 personas y 53 entidades en esa lista, y otras medidas en vigor que incluyen el veto de ciertas importaciones y exportaciones, un embargo de petróleo y restricciones a las inversiones, las finanzas y los transportes.

Los ministros también abordarán la situación en Tailandia tras el golpe de Estado de mayo y el empeoramiento de la seguridad en Libia y adoptarán una estrategia para Afganistán hasta finales de 2016.

A la reunión asistirá por parte de España el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, quien mantendrá además un encuentro con su homólogo polaco, Radoslaw Sikorski, en el marco de la X cumbre bilateral España-Polonia, informó su servicio de prensa.

Barroso: Ucrania es la mayor amenaza para Europa desde la caída del Muro>>>