Prosigue ofensiva en Ucrania tras negativa de prorrusos a deponer las armas

Los combates en el este de Ucrania prosiguen con más fuerza después de que los insurgentes prorrusos se hayan negado a deponer las armas como lo exigieron anoche las autoridades en Kiev, informó hoy el Ejército ucraniano.

El portavoz de la operación antiterrorista, Vladislav Selezniov, informó a la agencia rusa Interfax del inicio de la fase activa de la ofensiva en la ciudad de Krasni Limán de la región de Donetsk, baluarte de la sublevación prorrusa.

"Los guerrilleros se han negado a deponer las armas, por lo que las fuerzas que participan en la operación antiterrorista están reforzando sus posiciones a fin de cercar al enemigo", explicó.

Selezniov agregó que el Ejército repelió anoche a un grupo de rebeldes que intentó romper el cerco de las tropas cerca de la ciudad de Slaviansk, escenario de encarnizadas escaramuzas desde hace meses.

Señaló que en el curso de la noche pasada no hubo bajas mortales entre las filas de las Fuerzas Armadas.

Entretanto, los prorrusos de la región de Donetsk han denunciado ataques por las tropas contra las ciudades de Séversk y Artiómovsk de la región de Donetsk.

Los militares ucranianos "están ametrallando el pueblo de Zakótnoye, la ciudad de Séversk. Los insurgentes responden con fuego, se está librando un encarnizado combate con el uso de armamento pesado por parte de las tropas", dijo un portavoz de los prorrusos.

Agregó que los rebeldes han conseguido "alcanzar a un caza Su-25 pero no lo derribaron".

Según los testimonios de los insurgentes, el pánico se ha apoderado de la ciudad y los vecinos de los barrios residenciales se refugian en los sótanos de sus casas.

Lea más: Grupos armados prorrusos torturan a la población en general, según la ONU>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.