Rusia dice que Lituania bloqueó condena ONU al ataque a su embajada en Kiev

El embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, informó hoy de que Lituania bloqueó la aprobación de un comunicado del Consejo de Seguridad para condenar el ataque del sábado a la embajada rusa en Kiev.

Churkin, tras una reunión del Consejo a puerta cerrada, aseguró en declaraciones a los periodistas que "muchos miembros" del máximo órgano de decisión de la ONU lamentaron hoy que no se pudiese aprobar esa condena.

El embajador recordó que habitualmente ese tipo de comunicados son acordados por unanimidad, por lo que la oposición de Lituania lo impidió.

El ataque ha sido condenado por numerosos países a título individual, entre ellos, Estados Unidos, que pidió a las autoridades ucranianas que cumplan con sus obligaciones de la Convención de Viena para proporcionar una seguridad adecuada a las legaciones diplomáticas.

Unos doscientos manifestantes bloquearon el sábado los accesos a la embajada rusa en la capital ucraniana, en protesta por el apoyo de Moscú a los separatistas del sureste.

Los manifestantes volcaron los coches diplomáticos aparcados frente a la legación, lanzaron huevos y lograron descolgar la bandera rusa, ante la pasividad de las fuerzas antidisturbios que se encontraban en las inmediaciones.

Churkin aseguró además que varios miembros del organismo y la responsable humanitaria de la ONU, Valerie Amos -que participó por videoconferencia-, coincidieron hoy en señalar la necesidad de alguna "acción" por parte del Consejo, presidido este mes por la propia Rusia.

Así, adelantó que la delegación rusa ha revisado el borrador de resolución que planteó al resto de países a principios de mes para tratar de conseguir el apoyo de los miembros del Consejo de Seguridad y que mantendrá consultas con ellos en los próximos días para lograr su aprobación.

El texto original exigía el cese inmediato de la violencia en el este de Ucrania para negociar un alto el fuego duradero y la apertura de "corredores humanitarios" en el país y no fue bien recibido por las potencias occidentales, que hasta ahora han respaldado la estrategia de Kiev para recuperar el control sobre todo el territorio ucraniano.

Churkin alertó además del deterioro de la situación humanitaria las regiones orientales de Ucrania y denunció los bombardeos "diarios" sobre ciudades de esa zona.

Lea más: Refugiados ucranianos llegan a Rusia>>