Rusia cumple su amenaza y corta el suministro de gas a Ucrania

Rusia cumplió su amenaza y cortó hoy por impago los suministros de gas a Ucrania, medida que Moscú espera no afecte a los países europeos que importan combustible ruso a través del sistema de gasoductos ucranianos.

Minutos después de las 10.00 hora de Moscú (06.00 GMT), nada más vencer el plazo que Rusia había dado a Ucrania para abonar 1.950 millones dólares, parte de su deuda por anteriores suministros, el consorcio ruso Gazprom anunció que no venderá combustible al vecino país a menos que reciba el pago por adelantado.

El anuncio siguió al fracaso de las negociaciones ruso-ucranianas con mediación europea para buscar una solución al contencioso que enfrenta a Moscú y Kiev sobre el precio del gas ruso.

"La decisión fue adoptada por los impagos crónicos de Naftogaz Ukrainy (la gasística estatal ucraniana)", señaló Gazprom en un comunicado publicado en su página web.

Según el consorcio ruso, la deuda ucraniana asciende a 4.458 millones de dólares, de los cuales 1.451 millones corresponden a los suministros de noviembre y diciembre de 2013, y 3.007 millones por los meses de abril y mayo de este año.

"A partir de hoy la compañía ucraniana recibirá gas ruso sólo en los volúmenes que haya pagado" por adelantado, agregó Gazprom, que recalcó que en lo que va de junio no ha recibido ningún pago de Naftogaz.

Moscú reclamaba el abono de 1.950 millones de dólares antes de las 06.00 GMT de hoy y otros 1.850 millones antes del 26 de junio, y había ofrecido a Kiev una rebaja de 100 dólares por cada mil metros cúbicos de gas, que dejaría el precio actual en 385 dólares.

Ucrania, sin embargo, rechazó la oferta por considerar que se trata de un precio demasiado elevado e insiste en pagar 268,5 dólares por mil metros cúbicos del hidrocarburo, aunque anoche se mostró dispuesta a aceptar un precio intermedio de 326 dólares mientras la disputa se dirime en el Arbitraje de Estocolmo.

El Gobierno ucraniano confirmó el corte de los suministro de gas y precisó que Gazprom bombea únicamente el combustible que exporta a sus clientes europeos a través del territorio de Ucrania.

"Tenemos información sobre la caída a cero de los suministros (de gas) a Ucrania", dijo en Kiev el ministro de Energía ucraniano, Yuri Prodan, en una sesión del Gabinete de Ministros.

Agregó que Ucrania sólo recibirá los volúmenes destinados a la Unión Europea y recalcó que Kiev garantizará "un tránsito seguro a los países europeos".

"Quedará sólo el volumen del tránsito para la Unión Europea que son 185 millones de metros cúbicos (diarios)", señaló Prodan, quien sin embargo, aseguró que el corte no impedirá el abastecimiento de los consumidores ucranianos.

Además, dijo que Ucrania tiene en su depósitos gas que le permitirá mantenerse hasta diciembre.

Gazprom indicó que la Comisión Europea fue informada oportunamente de "posibles problemas" en el tránsito del gas en caso de que Ucrania comience a utilizar el combustible destinado a los consumidores europeos.

Según el consorcio, "se han hecho y harán todos los esfuerzos posibles" para impedir problemas en el tránsito del gas ruso hacia Europa.

La Unión Europea, que importa de Rusia la mayor parte del gas que consume (39 %) y que en su mayoría le llega a través de Ucrania, teme verse afectada por la posibilidad de que Ucrania se apropie del gas destinado a clientes europeos, como ya hizo en invierno de 2009, cuando Rusia le cortó el suministro por impago.

El presidente de Gazprom, Alexéi Miller, afirmó hoy que aún es pronto para evaluar cómo se desarrolla el tránsito del gas ruso por el territorio de Ucrania, ya que han transcurrido apenas unas horas desde el corte.

"En caso de que detectemos que el gas se queda en el territorio de Ucrania aumentaremos el bombeo (a Europa) por el Nord Stream y el Yamal-Europa", dijo Miller en rueda de prensa en alusión a los gasoductos que pasan por el mar Báltico y Bielorrusia, respectivamente.

Por su parte, el ministro de Energía de Rusia, Alexandr Novak, manifestó que "actualmente no hay necesidad de celebrar consultas en vista de la postura no constructiva de la parte ucraniana".

"El objeto de las consultas ha desaparecido. Las negociaciones eran sobre el abono de la deuda y la no imposición del sistema de pago por adelantado", precisó.

Kiev y Moscú han recurrido al Tribunal de Arbitraje de Estocolmo para resolver su disputa.

Rusia reclama 4.500 millones de dólares por impagos, mientras que Ucrania exige la devolución de 6.000 millones de dólares por facturación abusiva.

Miller advirtió de que Gazprom podría demandar a Ucrania en Estocolmo por otros 18.000 millones de dólares por concepto del gas que no empleó en 2012 y 2013, ya que el contrato estipula una compra mínima anual de 41.600 millones de metros cúbicos de combustible.

Lea más: Se descubre el mayor yacimiento de petróleo de Rusia en 20 años>>>