Comisario europeo insiste en alcanzar un compromiso entre Ucrania y Rusia

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, insistió hoy en la necesidad alcanzar un compromiso entre Rusia y Ucrania para asegurar el suministro de gas natural para los países de la Unión Europea (UE) el próximo invierno.

Tras el fracaso esta madrugada de las negociaciones entre Kiev y Moscú, con la mediación de la UE, Oettinger señaló hoy en Viena ante la prensa que una falta de flexibilidad impidió un acuerdo.

"Con más flexibilidad sería posible un acuerdo. Sigo con la ambición de que se siga negociando para evitar o limitar una escaldada en el sector económico más importante. Es que si no llenamos ahora los depósitos (de gas) (ucranianos) tendremos probablemente problemas en Navidad", aseveró el comisario.

Pese a la falta de un acuerdo hoy, habrá más negociaciones trilaterales (Ucrania, Rusia y UE) en junio, agregó.

"Mañana y pasado vamos a analizar la situación. Quiero acercarme a ambas partes y presentar nuevas propuestas en la cumbre europea de la semana que viene", dijo Oettinger.

A su vez, expresó su "plena confianza" en el nuevo presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y destacó que Ucrania dice sentirse comprometida con todos los acuerdos internacionales para el tránsito de gas porque cobra tasas por ello.

Oettinger, quien llegó a Viena procedente de Kiev y está de camino a Bratislava donde se celebra hoy una conferencia de seguridad nuclear, manifestó que Rusia no usa el gas natural para presionar políticamente a la UE "aunque si a Ucrania".

"Por eso, mi llamamiento a Rusia a investigar si después de notables acercamientos nuestra propuesta, con algunos cambios, no sería aceptable para ellos y para su intereses", manifestó el comisario europeo.

Explicó que el acuerdo propuesto por la Comisión Europea prevé el pago de parte de Ucrania de 1.000 millones de dólares hoy mismo y el pago de la deuda restante -entre 2.000 y 3.000 millones de dólares- en seis plazos de aquí a finales de año.

Además, Ucrania habría aceptado la propuesta europea de pagar a partir de ahora siempre por adelantado por el gas natural que reciba del gigante ruso Gazprom.

"Esto fue difícil pero aceptable para Ucrania, pero no aceptable para Rusia. Con más flexibilidad y voluntad para alcanzar un acuerdo, podríamos seguir con esta base y llegar a un entendimiento en las próximas semanas", dijo Oettinger.

"Creo que para Rusia sería mejor tener mañana mil millones (de dólares) y el resto en seis meses, además de la garantía de un pago puntual a un precio justo (de gas)", agregó el comisario.

En ese sentido, recordó que la UE ha emitido frente a Rusia una especie de "declaración de solvencia" para Ucrania.

Por otra parte, Oettinger expresó su temor a que en el futuro gas natural pueda ser robado de los gasoductos en el este de Ucrania.

"Creo que existe un peligro real de que se produzcan desvíos (de gas) en el este de Ucrania", señaló el comisario, quien a su vez no expresó duda de que Rusia siga enviando gas natural a la UE.

"Los rusos tienen interés en seguir suministrando gas al mejor mercado de gas del mundo y así garantizar ingresos para Gazprom y su mayor accionista, el Estado ruso", aseveró Oettinger.

Según el comisario europeo, el peligro real de los próximos meses es que Ucrania se suministre con el gas almacenado para el invierno, lo que no es ilegal según los acuerdos suscritos.

Sin embargo, en ese caso, los almacenes destinados al mercado europeo se irían vaciando de cara al invierno, lo que podría causar un corte de suministro justo en la temporada de mayor consumo y necesidad de natural, advirtió el comisario europeo.

Por ahora, esos depósitos ucranianos tiene unos estimados 12.000 millones de metros cúbicos de gas, con el objetivo de que se llenen hasta unos 20.000 millones de metros cúbicos antes del invierno, concluyó Oettinger.

Lea más: Por qué Rusia y la Unión Europea se necesitan>>>