La UE espera seguir negociando mañana con Rusia y Ucrania sobre el gas

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, dijo hoy que espera continuar mañana las negociaciones con Rusia y Ucrania para solucionar la disputa que mantienen por el suministro de gas ruso a Kiev, que amenaza la llegada de combustible a la Unión Europea (UE).

"Mi esperanza es que puedan continuar mañana (las negociaciones) en otro encuentro trilateral", señaló Oettinger a su llegada al Consejo de ministros de Energía que se celebra hoy en Luxemburgo.

El comisario explicó que la reunión podría tener lugar en Bruselas, Berlín o Moscú y dijo estar abierto a que se celebren en cualquier ciudad y que estará "allí donde se pueda negociar".

"Estoy esperando una llamada de Kiev o Moscú en las próximas tres o cuatro horas", continuó.

Oettigner explicó que ambas partes acordaron este jueves que consultarían con sus gobiernos, y que sobre esta base continuarían los contactos el sábado entre los ministros responsables de Energía, los directivos de las gasísticas rusa Gazprom y ucraniana Naftogaz, y las dos delegaciones, para aprovechar el tiempo hasta el lunes, que es la fecha marcada por Moscú para el pago de la deuda.

Asimismo declaró que es "optimista" y que espera que Rusia y Ucrania hagan todo lo posible "para evitar una interrupción y para evitar cualquier cambio fundamental".

Este nuevo encuentro se produciría después de que el pasado miércoles ambas partes no lograsen llegar a un acuerdo sobre el precio del gas y el calendario para el pago de la deuda por las exportaciones de este hidrocarburo ruso a Ucrania.

Rusia propuso una formula que incluía una rebaja de 100 dólares por cada mil metros cúbicos de gas que dejaría el precio actual en 385 dólares.

Ucrania, sin embargo, rechazó la oferta por considerar que se trata de un precio demasiado elevado y que además tiene un carácter político porque depende de una decisión del Gobierno y, por tanto, no ofrece la estabilidad necesaria ya que podría ser cancelada cuando Moscú quisiese.

El ministro ruso de Energía, Aleksandr Novak, insistió este miércoles en que Kiev debe saldar su deuda por el suministro de gas ruso correspondiente a los meses de diciembre y noviembre del año pasado antes del próximo 16 de junio.

Advirtió de que si este pago no se satisface no se podrá pasar a una nueva fase de las negociaciones.

Si el pago llega para esa fecha, Rusia espera que Ucrania satisfaga a continuación la factura del gas ruso recibido en abril y mayo de este año antes del 26 de junio.

Rusia reclama a Ucrania 1.451 millones de dólares por noviembre y diciembre de 2013 y 500 millones de dólares por abril y mayo de este año.

Ucrania quiere que se le aplique un precio de 268,5 dólares por mil metros cúbicos del hidrocarburo, que es el precio que Rusia aplicaba hasta diciembre del año pasado y que Moscú elevó hasta los 485 dólares tras la caída del gobierno de Víktor Yanukóvich y el acercamiento del país a la UE.

La UE, que aconseja un precio a medio camino entre esos dos extremos, está especialmente interesada en que se resuelva este conflicto porque importa la mayor parte de gas que consume de Rusia (39 %) y en su mayoría esa cantidad llega a territorio comunitario a través de Ucrania.

Lea más: mitos y realidades acerca del gas ruso y la UE >>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.