Rusia libera el barco de Greenpeace "Arctic Sunrise" apresado en septiembre

Las autoridades rusas liberaron hoy el barco "Arctic Sunrise" de la organización Greenpeace que fue apresado en septiembre pasado tras una protesta de ese grupo ecologista por la prospección petrolífera en el Ártico.

"Esta mañana, el Comité de Investigación ruso (IC, en sus siglas en inglés) ha informado de forma inesperada a Greenpeace Internacional que anula el embargo del barco Arctic Sunrise, que llevaba retenido en el puerto de Murmansk desde septiembre de 2013, cuando fue utilizado para realizar una protesta pacífica contra las prospecciones petrolíferas de Gazprom en el Ártico", señaló Greenpeace en un comunicado.

"Todos estamos muy felices, no lo esperábamos, aunque tenía que haber pasado antes, ya que no había razones para arrestar el barco y mantenerlo retenido durante 9 meses", dijo a Efe la portavoz de la oficina de la ONG en Moscú, María Favórskaya.

Agregó que de momento se ignora el estado técnico del rompehielos, que "tiene un aspecto muy malo", por lo que la próxima semana llegará a la ciudad portuaria de Múrmansk, donde se encuentra, un equipo de ingenieros para realizar una inspección del barco.

Según Greenpeace, sus abogados firmaron hoy un acta de recepción del rompehielos, apuntando en el documento, sin embargo, que no se ha realizado una inspección del estado técnico de la nave.

Con todo, el Comité de Investigación anunció que amplía su investigación sobre la protesta en la plataforma Prirazlómnaya del monopolio gasístico ruso Gazprom por dos meses más, hasta el 24 de julio.

El pasado 18 de septiembre 28 activistas de Greenpeace, un cámara y un fotógrafo independientes fueron detenidos por los guardacostas rusos, después de que abordaran el barco de la organización ecologista.

En un principio, los activistas fueron acusados de piratería, delito punible con hasta 15 años de prisión, pero los cargos se rebajaron después a vandalismo, castigado con una pena máxima de 7 años de prisión.

Desde Múrmansk, fueron trasladados a San Petersburgo para cumplir prisión preventiva, después fueron puestos en libertad bajo fianza en noviembre y finalmente amnistiados por el Parlamento ruso en diciembre y liberados.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.