Rusia insistirá en ONU en su resolución para exigir alto el fuego en Ucrania

Rusia declaró hoy que insistirá para tratar de que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe la resolución que ha planteado para exigir el fin de la violencia en Ucrania y atacó la postura de las potencias occidentales, que han recibido con críticas la propuesta.

"Algunos en el Consejo creen que esta situación puede resolverse por la fuerza (...) y nosotros creemos que ese es un gran error", afirmó el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vitaly Churkin, que ayer presentó el respectivo borrador al resto de miembros.

Churkin, que este mes preside el Consejo de Seguridad, defendió que la ONU debe impulsar "una solución pacífica" a la crisis en Ucrania, donde el Ejército combate la rebelión armada de los separatistas prorrusos del este del país, y expresó la esperanza en que la propuesta rusa termine por salir adelante.

"Estamos manteniendo consultas. Esperamos que hoy, tras recibir instrucciones de sus capitales, nuestros colegas dejen la puerta abierta a que esta resolución pueda adoptarse pronto", dijo el representante del Kremlin en una conferencia de prensa, en la que presentó el programa de trabajo del Consejo para este mes.

El texto de Rusia exige un "cese inmediato de las hostilidades" en el sureste de Ucrania, solicita a las partes que se comprometan a un "alto el fuego sostenible" y les pide la apertura de "corredores humanitarios" que permitan a los civiles que lo deseen abandonar las zonas donde hay combates y dar ayuda a la población en esa áreas.

La propuesta fue recibida con críticas de Occidente, que por ahora ha respaldado la estrategia de Kiev para recuperar el control de su territorio, especialmente, porque Rusia se ha opuesto a pedir cosas similares en Siria, donde la situación humanitaria es mucho peor.

Churkin insistió hoy en que las dos situaciones no se pueden comparar ni vincular y dijo que el Consejo de Seguridad debe actuar ya para evitar un empeoramiento de la crisis en el sur y este de Ucrania, algo que sería "muy peligroso".

En el caso de las discusiones internacionales sobre Siria y sobre el programa nuclear iraní, el embajador ruso negó que Moscú haya endurecido su postura a causa del conflicto ucraniano, tal y como consideran algunos analistas.

Lea más: España ofrece capacidades para apoyar refuerzos de OTAN ante crisis ucraniana>>>