Los insurgentes prorrusos toman una base de la Guardia Nacional en Lugansk

Los insurgentes prorrusos tomaron hoy una base de la Guardia Nacional de Ucrania en la ciudad de Lugansk tras varias horas de intenso intercambio de disparos entre las partes, como reconoció el propio cuerpo armado ucraniano.

"Los efectivos se resistieron hasta agotar toda la munición. (...) Tres combatientes resultaron heridos. Entre los atacantes hay cerca de 20 heridos y seis muertos", señala un comunicado de la Guardia Nacional citado por el diario ucraniano "Ukraínskaya Pravda".

La agencia rusa RIA Nóvosti ofreció otra versión de los hechos e informó de la rendición de la unidad ucraniana tras varias horas de combate y al menos un muerto.

Según el corresponsal del medio ruso, testigo del enfrentamiento, los milicianos entraron en el cuartel y tras formar en fila a los soldados ucranianos, muchos oriundos de la misma Lugansk, dejaron que éstos se fueran a sus casas.

Por otro lado, esta mañana se reanudó el combate entre los rebeldes y las fuerzas ucranianas por el control de un puesto fronterizo al sur de la ciudad de Lugansk, muy cerca de la frontera con Rusia.

"Al parecer, los guardafronteras no quieren rendirse. No habrá negociación. O capitulan o serán aniquilados", dijo tajante a la agencia rusa Interfax el jefe de la llamada república popular de Lugansk, Valeri Bolótov.

Los insurgentes lanzaron su primer ataque sobre el puesto fronterizo el pasado lunes, en el que ha sido hasta ahora uno de los combates más largos en la lucha armada que enfrenta desde hace más de un mes a los rebeldes y las fuerzas ucranianas en las regiones prorrusas de Lugansk y Donetsk.

Al menos cinco asaltantes murieron y varios guardias fronterizos resultaron heridos en los combates que se prolongaron durante más de 18 horas sin éxito para los milicianos.

Los dirigentes de la república popular de Lugansk, que proclamó su independencia el pasado 12 de mayo tras celebrar un referéndum separatista, han reconocido que su intención es liberar la frontera con la Federación Rusa, en la que querrían integrarse.

Las combates que en las últimas 24 horas se han registrado por todo el norte de las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk se han saldado con más de 300 milicianos prorrusos muertos y otros 500 heridos, aseguró hoy el portavoz de la operación antiterrorista lanzada por Kiev contra los insurgentes, Vladislav Selezniov.

El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, ha encargado al Consejo de Seguridad y Defensa del país estudiar la declaración inmediata de la ley marcial en las regiones de Donetsk y Lugansk, escenario de una cruenta operación contra los insurgentes prorrusos.

Lea más: Prorrusos de Slaviansk dicen que derribaron avión y helicóptero del Ejército>>>