El Ejército ucraniano lanza una ofensiva contra la rebelde Slaviansk

El Ejército ucraniano lanzó esta madrugada una ofensiva contra la rebelde ciudad de Slaviank (región de Donetsk) sobre la que avanzan varias columnas de tanques y vehículos blindados en medio de un intenso intercambio de disparos entre las fuerzas gubernamentales e insurgentes prorrusos.

"El tiroteo es muy intenso. En la zona de Semionovka (en las afueras de la ciudad) varios disparos con lanzagranadas de los terroristas han impactado en nuestros blindados, que resistieron", escribió en su Facebook el ministro de Interior de Ucrania, Arsén Avákov.

Según el ministro, las tropas ucranianas destruyeron varios puntos de control y fortificaciones levantadas por los milicianos en los accesos a la ciudad, bastión de la rebelión prorrusa en el sureste de Ucrania.

Avákov ha pedido a los habitantes de Slaviansk y de las vecinas Kramatorsk y Krasni Limán, otros dos baluartes de los prorrusos, que no salgan de sus casas y que "no se acerquen a las posiciones donde se concentran los terroristas", como llaman en Kiev a los insurgentes.

"A primera hora de la mañana, sobre las 05.00 hora local, el Ejército ucraniano disparó fuego de artillería contra Slaviansk. Después empezó un combate en varios puestos de control al mismo tiempo", informaron a su vez los rebeldes prorrusos.

Al parecer, gran cantidad de tanques y blindados ucranianos se concentran al norte y este de la ciudad.

En la vecina Kramatorsk, fuerzas ucranianas y milicianos combaten desde anoche en la zona del aeropuerto militar de esa localidad, como se puede comprobar en imágenes emitidas hoy por las televisiones rusas que se encuentran sobre el terreno.

Tres milicianos murieron ayer en esos enfrentamientos cuando un proyectil disparado por el Ejército ucraniano alcanzó el coche en el que se encontraban, según los rebeldes.

Por otra parte, un soldado ucraniano murió y otros trece resultaron heridos tras caer esta madrugada en una emboscada de los insurgentes prorrusos cuando avanzaban en un blindado de transporte hacia Slaviansk, según varios medios proucranianos.

Los combates entre el Ejército ucraniano y los prorrusos continúan con especial virulencia desde hace una semana, cuando el Gobierno de Kiev relanzó la operación antiterrorista horas después de que concluyeran las elecciones presidenciales en las que el magnate Petro Poroshenko se proclamó ganador.

Decenas de insurgentes (hasta 200 según algunas fuentes), varios civiles y al menos una docena de soldados ucranianos han perdido la vida en los enfrentamientos armados que continúan desde entonces en el sureste de Ucrania.

Lea más: Los combates en Ucrania llegan a la frontera con Rusia>>>