Al menos cinco prorrusos mueren en combates en la ciudad ucraniana de Lugansk

Al menos cinco milicianos murieron hoy en el combate que continúa desde hace más de siete horas entre insurgentes prorrusos y las fuerzas gubernamentales por el control de la comandancia de la Guardia Fronteriza de Ucrania en la ciudad de Lugansk, a muy pocos kilómetros de la frontera con Rusia.

"Las últimas informaciones indican cinco muertos y ocho heridos por parte de los milicianos y hasta diez heridos entre los guardafronteras", informó a las agencias locales Oleg Slobodián, jefe de prensa del Servicio de Guardafronteras de Ucrania (SGU).

Aunque Slobodián lamentó la falta de ayuda por parte de las fuerzas de la operación antiterrorista lanzada por Kiev contra los rebeldes, el Gobierno informó de un ataque desde el aire a los insurgentes que habría logrado "dispersar a los terroristas" (como llaman a los rebeldes prorrusos del sureste de Ucrania).

Mientras, los milicianos de la llamada república popular de Lugansk, autoproclamada independiente del resto de Ucrania, señalaron en un comunicado que la población civil de la zona, en la periferia de la capital de la región homónima, está siendo evacuada.

Los combates entre el ejercito ucraniano y los prorrusos continúan con especial virulencia desde hace una semana, cuando el Gobierno de Kiev relanzó la operación antiterrorista horas después de que concluyeran las elecciones presidenciales en las que el magnate Petro Poroshenko se proclamó ganador.

Decenas de insurgentes (hasta 200 según algunas fuentes), varios civiles y al menos una docena de soldados ucranianos han perdido la vida en los enfrentamientos armados que continúan desde entonces en el sureste de Ucrania.

Lea más: Kiev intenta vencer la resistencia de los insurgentes en el este de Ucrania>>>