La UE, Rusia y Ucrania se reúnen mañana en Berlín para hablar del gas ruso

La Unión Europea (UE), Rusia y Ucrania mantendrán mañana un nuevo encuentro en Berlín para intentar buscar una solución a las tensiones comerciales entre Moscú y Kiev por el gas, que amenazan el suministro europeo, anunció hoy la Comisión Europea (CE).

"Las partes involucradas acordaron reunirse para proseguir las discusiones el viernes por la tarde en Berlín con el fin de dar seguimiento a la propuesta que la Comisión Europea presentó el lunes", dijo a Efe la portavoz comunitaria de Energía, Sabine Berger.

Asistirán al encuentro el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger; los ministros de Energía de Rusia, Alexandr Novak, y de Ucrania, Yuriy Prodan, y representantes de las compañías gasísticas rusa Gazprom y ucraniana Naftogaz, añadió.

La portavoz comunitaria precisó que el nuevo encuentro se produce porque se necesita "seguir discutiendo" sobre la manera de resolver el conflicto, lo que da a entender que la solución que presentó a modo de mediador el Ejecutivo comunitario el lunes no ha sido aceptada.

La CE propuso que Ucrania pague ahora 2.000 millones de dólares a Gazprom para saldar el 50 % de la deuda que esta compañía asegura que Kiev tiene con ellos, y que luego negocie un nuevo precio de compra del gas, más ajustado a los de mercado y sobre esa base salde el resto de la deuda.

Gazprom amenaza con cortar los suministros desde el 1 de junio en el caso de que no se salde la deuda que ha contraído Ucrania desde noviembre, y que podría ascender a 3.500 millones de dólares.

Oettinger explicó este miércoles en una rueda de prensa en Bruselas que ambas partes tenían que comunicar antes de hoy si aceptaban la solución sugerida por Bruselas, e insistió en la importancia para la UE de poner fin a estas tensiones comerciales, puesto que está en juego el suministro energético de los Estados miembros.

El comisario dijo entender que Rusia reclame el pago del gas que ha suministrado a Ucrania, pero también destacó que Moscú ha pasado de cobrar a Kiev 268 dólares por cada mil metro cúbicos de gas a solicitarle 485 dólares por la misma cantidad, que es un precio mucho más elevado que el de mercado.

Por otro lado, también recalcó que la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte de Rusia se hizo fuera de la legalidad internacional y consideró comprensible que Kiev diga que el gas que estaba almacenado allí le pertenece.

La CE reconoció este miércoles que si Rusia interrumpe el suministro de gas hacia la UE en pleno invierno casi todos los socios comunitarios se verían afectados, excepto España, Portugal y el sur de Francia.

Oettinger recordó que dos terceras partes del gas que consume la UE procede del exterior (66 %), principalmente de Rusia (39 %), y que los únicos países comunitarios que no compran gas a Moscú son Irlanda, Reino Unido, Portugal y España.

En total, 18 Estados miembros reciben gas del gigante gasístico ruso Gazprom, y de ese total seis son dependientes al 100 % de ese suministro: Letonia, Lituania, Estonia, Finlandia, Eslovaquia y Bulgaria.