Noche de relativa calma en Donetsk tras combates entre prorrusos y Ejército

Donetsk pasó una noche de relativa calma tras los encarnizados combates entre los separatistas prorrusos y el Ejército ucraniano que se saldaron con decenas de muertos, informó hoy el ayuntamiento de esa ciudad en el sureste de Ucrania.

"Sigue cerrada la (céntrica) avenida Kiev hasta el cruce con la avenida Partizanski. El transporte urbano funciona normalmente, aunque algunos autobuses y trolebuses circulan por rutas más cortas debido al cierre de la avenida Kiev", precisa el comunicado oficial.

Mientras, varios hospitales y colegios permanecen cerrados en los distritos Kievski y Kúybishevski por la "operación antiterrorista" lanzada por el Gobierno de Kiev contra las milicias prorrusas.

También fue prolongada la suspensión de actividades del aeropuerto internacional Serguéi Prokófiev, bajo el control de las tropas ucranianas, que fue cerrado en la madrugada de este lunes tras los intentos de los rebeldes de tomar la terminal aérea.

Entretanto, sigue en paradero desconocido el equipo de observadores la OSCE, con cuyos cuatro miembros, ciudadanos de Estonia, Turquía, Suiza y Dinamarca, la organización perdió contacto el pasado lunes.

Además, el portal de noticias Ostrov informó de la desaparición en Donetsk de un sacerdote católico procedente de Polonia, Pavel Vitek, quien había viajado para reunirse con un colega ucraniano.

Según varios testimonios, las morgues de la ciudad ya no pueden acoger más cadáveres, en su mayoría insurgentes prorrusos, como se puede apreciar en las fotos publicadas en las redes sociales.

El alcalde de Donetsk, Alexander Lukianchenko, cifró ayer en 40 los muertos de los combates, entre ellos al menos cuatro civiles.

Los rebeldes prorrusos, por su parte, informaron de al menos cien muertos, o incluso 200 según algunos insurgentes, en los enfrentamientos armados de este lunes.

Denunciaron que además de más de medio centenar de milicianos, las tropas ucranianas mataron a otros tantos civiles.

Por otro lado, la vicesecretaria del Consejo de Seguridad Nacional, Viktoria Siumar, ha desmentido las informaciones sobre una tregua entre los rebeldes y el Ejército.

"¿Qué tregua y qué acuerdos pueden haber con los terroristas, con mercenarios que llegaron a Ucrania para librar una guerra contra los ucranianos y contra el Estado ucraniano?" dijo Siumar en declaraciones a la televisión local.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.