EEUU cree que el cambio de estrategia de Putin es de ayuda pero insuficiente

El apoyo del presidente ruso, Vládimir Putin, a las elecciones generales del 25 de mayo en Ucrania es un paso que "ayuda", pero insuficiente para la reducción de la escalada de la tensión en la zona, afirmó hoy el Gobierno estadounidense.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, opinó que el cambio de opinión de Moscú es "de ayuda, pero hay mucho más que Rusia puede hacer para reducir la tensión".

El presidente ruso sorprendió hoy al anunciar su apoyo a la celebración de las elecciones generales en Ucrania el 25 de mayo, que deberían permitir la llegada del relevo al Gobierno interino que subió al poder en Kiev tras la salida del presidente prorruso, Víktor Yanukóvich.

Psaki dijo que no es suficiente que Putin haya dicho que desea que los referendos secesionistas en las regiones orientales ucranianas de Donetsk y Lugansk se "pospongan", sino que es necesario que se suspendan, ya que son "ilegales".

En el mismo sentido, un portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, subrayó que el Gobierno de Barack Obama ha dejado claro "repetidamente que los referendos previstos para el 11 de mayo son ilegítimos e ilegales".

"También quisiéramos ver un apoyo mayor de Rusia al esfuerzo del Gobierno ucraniano de celebrar elecciones libres y justas el 25 de mayo", agregó Earnest ante los periodistas que viajaban con Obama en su visita a Arkansas.

En un giro inesperado en la cada vez más violenta crisis ucraniana, el presidente ruso aceptó las elecciones ucranianas y pidió a los insurgentes prorrusos que aplacen el referéndum independentista que habían programado para el domingo.

El visto bueno de Rusia a los comicios generales en Ucrania se produce después de una intensa presión política y diplomática por parte de la Unión Europea y Estados Unidos en los últimos días, coincidiendo con la ofensiva militar lanzada por las autoridades ucranianas contra los prorrusos sublevados en el este y el aumento de la violencia.

Respecto a las palabras de Putin de que las tropas rusas se han retirado de la frontera con Ucrania, Earnest señaló que EEUU le daría la bienvenida a tal retirada si es "significativa y transparente", pero subrayó que de momento Washington no ha detectado ningún movimiento en la postura militar de Rusia, como informó poco antes el Pentágono.

Estados Unidos ha amenazado con una nueva ronda de sanciones, esta vez enfocadas en sectores estratégicos rusos, si la actitud de Moscú, que mantiene según Washington su fuerte presencia militar en la frontera, no permite la celebración de las elecciones del 25 de mayo.