España aboga por trabajar junto a Rusia para resolver la crisis ucraniana

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, consideró hoy "clave" que se retomen las conversaciones de Ginebra para lograr una "reconciliación nacional" en Ucrania y abogó por seguir trabajando con Rusia para resolver la crisis.

"La estabilidad de Ucrania es mucho más difícil sin Rusia que con Rusia", subrayó García-Margallo, quien defendió por ello que se mantengan "puentes abiertos" y diálogo con Moscú.

El ministro español, en declaraciones a los periodistas en la sede neoyorquina de la ONU, recordó que Rusia es un "actor importante" en otros asuntos internacionales, como las conversaciones nucleares con Irán y el conflicto de Siria.

Para García-Margallo, resulta "clave" reanudar las conversaciones de Ginebra sobre Ucrania "para que la comunidad internacional acompañe el proceso de diálogo entre las partes y (haya) reconciliación nacional".

En el marco de ese proceso, Ucrania y Rusia cerraron en abril un acuerdo con la Unión Europea y Estados Unidos para tratar de resolver el conflicto, pacto de cuya ruptura se acusan mutuamente las dos partes.

El ministro español opinó también que la celebración de elecciones en Ucrania es "un elemento esencial en el camino de la paz", pues los comicios "servirían para reafirmar la legitimad de las autoridades de Kiev".

García-Margallo recalcó que España defiende "el respeto a la legalidad internacional" y, por tanto, "condena" la consulta separatista de Crimea y "cualquier otro referéndum de secesión que pueda tener lugar en el este" de Ucrania.

El Gobierno español, explicó, mantiene además su apoyo a sus aliados en la OTAN y la Unión Europea, "muy especialmente a aquellos países que más amenazados se sienten por la situación".