Prorrusos denuncian muerte de 20 civiles durante operación Ejército ucraniano

Las milicias prorrusas denunciaron hoy la muerte de unos 20 civiles durante la operación antiterrorista lanzada por el Ejército ucraniano contra las ciudades de Slaviansk y Kramatorsk, bastiones de la sublevación en la región de Donetsk (este).

"Anoche, (en Kramatorsk) de nuestro bando murieron 10 personas, todos civiles pacíficos que no llevaban armas", dijo uno de los portavoces insurgentes a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Además, varias decenas de personas habrían resultado heridas cuando un grupo de residentes en las afueras de Kramatorsk intentó impedir la entrada de los blindados en la ciudad.

Según la fuente, los soldados ucranianos efectuaron primero varios disparos de advertencia, pero ante la negativa de los vecinos a desbloquear la carretera habrían comenzado a disparar contra la multitud.

Hace varias semanas, en las afueras de Kramatorsk el Ejército ucraniano perdió varios blindados que ahora son utilizados por los insurgentes para la defensa de la localidad de Slaviansk.

Mientras, el autoproclamado alcalde de Slaviansk, Viacheslav Ponomariov, acusó a los combatientes de la organización ultranacionalista Sector de Derechas de matar, al menos, a otros diez civiles en la localidad de Andréyevka.

Según informó el insurgente a la agencia rusa Interfax, los ultranacionalistas dispararon contra el cordón humano formado por los residentes de la localidad que intentaban impedir el paso a la columna.

Además, otras 40 personas habrían resultado heridas, muchas de ellas cuando intentaban rescatar a los que fueron alcanzados por los primeros disparos.

El ministro del Interior, Arsén Abákov, informó hoy de que la operación antiterrorista contra Kramatorsk se reanudó al amanecer tras varias horas de receso durante la noche y que dos puestos de control situados en el aeropuerto de la ciudad han sido destruidos.

Kiev lanzó en la madrugada del viernes una ofensiva con el apoyo de blindados y helicópteros para retomar el control de Slaviansk, plaza fuerte de los milicianos prorrusos y donde siguen secuestrados media docena de observadores militares europeos.

El presidente interino, Alexandr Turchínov, afirmó ayer que Slaviansk está totalmente rodeada por las Fuerzas Armadas, pero que en el curso de la operación los militares ucranianos sufrieron dos bajas y siete heridos. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.