Daniel Ortega se reúne con Lavrov y muestra apoyo de Nicaragua a Rusia

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reiteró hoy su defensa de la política rusa en el conflicto de Ucrania ante el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, con quien se reunió la tarde de este martes en Managua.

"El camino de la fuerza, de la amenaza del uso de las fuerzas, de las sanciones, no vienen más que a generar mayor destrucción, inestabilidad, inseguridad en esa región, y viene afectar al mundo", dijo Ortega a Lavrov, durante una transmisión de la televisión estatal.

El presidente nicaragüense se refería a las sanciones económicas impuestas a Rusia por Estados Unidos y la Unión Europea, después de que el país que preside Vladimir Putin haya intervenido en problemas internos de Ucrania.

"En nada ayudan las posiciones de la comunidad europea, de Estados Unidos, cuando están ejerciendo presiones, sanciones, y al contrario, el camino no es de las sanciones, no es el de las presiones, el camino es el del diálogo en el marco del respeto al derecho internacional", insistió Ortega.

El canciller ruso sostuvo que su visita estaba relacionada a dos cuestiones "prácticas", en referencia a la cooperación entre ambos países y a las relaciones políticas.

"Las condiciones del mundo, la situación está bastante complicada, es importante con nuestros aliados sincronizar el reloj y concordar las acciones sobre la agenda global y regional", explicó Lavrov.

Tras brindar su "aprecio" y "agradecimiento" al apoyo de Nicaragua hacia Rusia, el ministro sostuvo que "el orden mundial unilateral está en el pasado, ahora toca el tiempo del sistema policéntrico del orden mundial, y Rusia aboga por que América Latina sea uno de los fundamentos sólidos de este orden mundial".

Lavrov, además de Cuba y Nicaragua, visitará Perú y Chile durante su gira de trabajo por América Latina, de acuerdo con la información oficial.

Desde que Ortega volvió a la Presidencia en 2007, Nicaragua y Rusia han fortalecido sus relaciones en todos los campos.

Rusia, un antiguo aliado de Nicaragua que durante el primer régimen sandinista (1979-1990) dotó de armamento soviético a las Fuerzas Armadas nicaragüenses, también construirá en las afueras de Managua un centro de entrenamiento de lucha antidrogas, que preparará a agentes operativos para toda América Central.

Nicaragua es uno de los contados países, junto a Venezuela y los pequeños Estados insulares de Nauru y Tuvalu, que se han sumado a Rusia en el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.