Kerry insta a Lavrov a aplicar "inmediatamente" el acuerdo sobre Ucrania

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, telefoneó hoy al ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, para insistir en la necesidad de la aplicación inmediata del acuerdo alcanzado este jueves en Ginebra sobre la crisis ucraniana.

"Kerry instó al cumplimiento pleno e inmediato a la Declaración Común de Ginebra sobre Ucrania del 17 de abril publicada por Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y Ucrania", informó hoy un alto cargo del Departamento de Estado bajo anonimato.

El funcionario indicó que el secretario de Estado "dejó claro que los próximos días serán un período crucial para todas las partes para poner en práctica las disposiciones de la Declaración, y, en particular, que todos los grupos armados ilegales deben ser desarmados y todos los edificios ocupados ilegalmente deben ser devueltos a sus legítimos propietarios".

Kerry insistió a Lavrov en que la Misión de Observación Especial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) tiene "un papel destacado que desempeñar" con el apoyo de todas las partes.

"Vamos a comprobar, en los próximos días, si este acuerdo cuaja, si va a ser implementado. Y creo que la respuesta clara a la pregunta de cuál es la participación de Rusia es que si no juegan un papel aquí, si no se toman las medidas que deben tomar, habrá consecuencias, y habrá consecuencias, sin duda para Rusia", afirmó hoy la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

El secretario de Estado también telefoneó al primer ministro de Ucrania, Arseni Yatsenyuk, a quien dio la enhorabuena "por los pasos importantes que ya ha adoptado en las últimas 24 horas para poner en práctica la Declaración Conjunta, incluido el compromiso de tomar medidas para aumentar la transparencia y la inclusión, así como la aprobación de la ley de amnistía que entrará en vigor mañana".

Sin embargo, pese al acuerdo alcanzado el jueves en Ginebra, los rebeldes prorrusos de la región de Donetsk pusieron hoy sus propias condiciones a Kiev para deponer las armas y desalojar los edificios oficiales.

"Exigimos al Gobierno ucraniano que desarme primero a los grupos ilegales que actuaron en el Maidán, como el sector de derechas, y esa Guardia Nacional que han creado. Luego depondremos las armas y desalojaremos los edificios", dijo a Efe Kirill Rudenko, portavoz de la autoproclamada "república popular de Donetsk".

Los sublevados, que en las últimas dos semanas se han hecho con armas, comisarías y sedes administrativas por toda la geografía de esta región, también demandan el desmantelamiento de la ciudadela que se levanta desde hace cinco meses en el centro de Kiev, corazón de la protesta popular que derrocó al presidente Víktor Yanukóvich.