Obama dice que a Rusia tampoco le interesa una guerra con EE UU

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo hoy que a Rusia tampoco le interesa una guerra con su país, y advirtió una vez más de que "habrá consecuencias" si el Kremlin continúa "violando" la soberanía de Ucrania y tratando de "desestabilizar" esa nación.

"Ellos -los rusos- no están interesados en una confrontación militar con nosotros; no necesitamos una guerra. Lo que necesitamos es que países como Ucrania puedan tener relaciones con sus vecinos", declaró Obama en una entrevista con la cadena CBS.

Estas declaraciones de Obama se divulgan la víspera de la reunión a cuatro bandas sobre la crisis ucraniana prevista para este jueves en Ginebra entre EE.UU., Rusia, la Unión Europea y Ucrania. 

Pocas horas antes de la entrevista del presidente, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, anunció en su rueda de prensa diaria que Estados Unidos tiene preparado un conjunto de nuevas sanciones contra Rusia por si Moscú no retira su apoyo a las milicias prorrusas sublevadas contra el Gobierno de Kiev.

"Es preciso decir que tenemos más sanciones preparadas y las impondremos si es apropiado", explicó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, a los periodistas poco antes de que el secretario de Estado, John Kerry, partiera rumbo a Ginebra a la reunión con sus colegas de Rusia, Ucrania y la Unión Europea.

La Casa Blanca ha pedido al Kremlin en repetidas ocasiones que rebaje la tensión en el este de Ucrania, donde Estados Unidos considera que Moscú está orquestando las acciones de los milicianos prorrusos que protestan contra el Gobierno ucraniano con la ocupación de instituciones, unos actos que el Gobierno estadounidense considera una "provocación" de Moscú.

"Está absolutamente claro que Rusia ha violado la soberanía y la integridad territorial de Ucrania con la anexión de Crimea el pasado mes, y que continúa haciéndolo al apoyar a las milicias -prorrusas- en el sur y este de Ucrania", dijo hoy Obama en la entrevista.

"Lo que he dicho insistentemente es que habrá consecuencias cada vez que Rusia dé este tipo de pasos dirigidos a desestabilizar Ucrania y violar su soberanía", concluyó el presidente sin concretar más en este sentido.

El Gobierno de Estados Unidos ya ha ordenado una serie de sanciones, las últimas ratificadas la pasada semana por el Congreso, contra personas y entidades tanto rusas como ucranianas por su apoyo al Kremlin en la anexión de Crimea.