La OTAN anuncia que desplegará recursos por tierra, mar y aire en Europa del Este

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, anunció hoy el refuerzo "inmediato" de la defensa colectiva de los miembros de la Alianza con el despliegue de recursos por "tierra, mar y aire" en los países del este de Europa, ante la crisis ruso-ucraniana.

"Habrá más aviones en el aire, más barcos en el agua y más disposición en tierra", dijo Rasmussen en una rueda de prensa tras una reunión del Consejo del Atlántico Norte, a la vez que afirmó que "una solución política es la única salida" a esta crisis.

El Consejo del Atlántico Norte, compuesto por los embajadores de los 28 aliados, acordó hoy un conjunto de medidas para mostrar la "solidaridad" entre ellos y fortalecer su defensa colectiva, sobre la base de las recomendaciones preparadas por el comandante supremo de la OTAN en Europa, el general estadounidense Philip Breedlove.

Rasmussen explicó que esas medidas militares incluirán más salidas de las patrullas aéreas aliadas sobre los países bálticos y el despliegue de barcos en el mar Báltico y el este del Mediterráneo, así como en otros lugares si es necesario.

También señaló que personal militar de las naciones aliadas "será desplegado para reforzar nuestra disposición, entrenamiento y ejercicios", y que los planes de defensa de la Alianza serán "revisados y reforzados".

"Empezaremos a implementar estas medidas de inmediato", dijo Rasmussen, que agregó que "si es necesario, en las próximas semanas y meses seguirán más".

El político danés indicó que estas decisiones van en favor de "la defensa, la disuasión y la reducción de la tensión".

Consideró que están "completamente en línea con nuestros compromisos internacionales" y envían el "claro mensaje" de que la OTAN "protegerá a cada aliado y defenderá de cualquier amenaza a nuestra seguridad fundamental". 

Rasmussen dijo que en cuestión de "días" podrían empezar los primeros despliegues, en función de las consideraciones prácticas, pero rechazó "entrar en detalles operacionales" sobre el número de efectivos.

"Lo que puedo decir es que desplegaremos suficientes para reforzar nuestra disposición y suficientes para prepararnos para más si es necesario", argumentó.

Preguntado por la posibilidad de instaurar bases en los países bálticos, Rasmussen dijo que "no hemos tomado hoy decisiones sobre tales instalaciones".

Sobre el ofrecimiento de aviones por parte de Holanda para reforzar la defensa colectiva, indicó que "algunos aliados vendrán con contribuciones concretas" y se mostró convencido de que "seguirán más".

Rasmussen insistió en que aunque los "pasos militares" tomados son "necesarios para garantizar una defensa colectiva y una disuasión eficaces", la OTAN espera que la reunión en Ginebra mañana entre los jefes de la diplomacia de Rusia, Ucrania, EE. UU. y la UE "allane el camino para una solución pacífica y política a la crisis".

"Pedimos a Rusia que sea parte de la solución. Que deje de desestabilizar Ucrania, retire sus tropas de las fronteras y deje claro que no apoya las acciones violentas de milicias separatistas prorrusas bien armadas", señaló.

El pasado 1 de abril, los ministros de Exteriores de la OTAN decidieron desarrollar "con urgencia" más medidas para reforzar su defensa colectiva, ante la intervención de Rusia en Ucrania y del hecho de que Moscú mantiene una alta concentración de tropas en la frontera con ese país, algo que ha suscitado preocupación especialmente entre los aliados del este de Europa.