Kerry habla con Lavrov de conversaciones a cuatro bandas sobre Ucrania

El secretario de Estado de EE.UU. John Kerry, habló hoy con el ministro ruso de Asuntos exteriores, Serguéi Lavrov, para preparar unas eventuales conversaciones a cuatro bandas que permitan rebajar la tensión en Ucrania.

Kerry también habló, por separado, con el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, con la intención de cerrar la posibilidad de esa reunión para la semana próxima, en la que participarían EE.UU., la Unión Europea, Ucrania y Rusia.

Según indicó en rueda de prensa la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, Kerry reiteró a Lavrov su preocupación por el aumento de la tensión en el este ucraniano, donde manifestantes prorrusos han tomado edificios administrativos en tres regiones.

Kerry pidió a Yatseniuk, por su parte, que continúe enfrentándose a la situación de insurrección en las regiones orientales del país de manera pacífica.

Psaki volvió a afirmar que Estados Unidos está preocupado por la situación en Donetsk y Lugansk y sobre la posibilidad "de una intervención militar rusa", como ocurrió en la república autónoma de Crimea, anexionada a la Federación Rusa. 

"Hemos sido claros en que no tenemos dudas de que las manos y el dinero rusos están detrás de estos acontecimientos", aseguró Psaki.

La portavoz dijo que una posible ocupación rusa de las regiones insurrectas ucranianas sería un "acto de escalada" de la crisis y por lo tanto Estados Unidos podría contemplar más sanciones contra personajes rusos vinculados con el Kremlin y ampliarlas para incluir sectores económicos estratégicos.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, opinó en una intervención en el avión que trasladaba hoy al presidente Barack Obama a Texas que "Rusia sabe muy bien el coste de aumentar la escalada y de futuras transgresiones y provocaciones".